Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SALUD

"Eres ludópata, pero aprendes a vivir"

Pacientes y familiares alzan la voz para evitar que Azajer cierre en diciembre por falta de ingresos.

Primero dejas de jugar por miedo. No echar la moneda en la máquina es lo más fácil, pero afrontar por qué la echabas es lo más duro. Tener que decirle a las personas que te quieren que no te conocen, que has vivido en la mentira, es muy doloroso". José Ramón Bolea logró rehabilitarse de su ludopatía gracias a la Asociación Aragonesa de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Azajer). Fueron dos años dando la cara, asumiendo que algo dentro de él no iba bien, y que el juego había sido solo el detonante. "Eres ludópata siempre, pero aprendes a vivir", añade. Él es solo uno de los aragoneses que ayer se unieron en un clamor respaldado por especialistas y pacientes para que Azajer no cierre sus puertas.

Esta asociación lleva trabajando 21 años, pero en los últimos meses ha tenido que sobrevivir con un 75% menos de dotación económica. Sus responsables denuncian que las consejerías de Salud y Servicios Sociales se han lavado las manos. Si no logra recibir de nuevo ingresos públicos suficientes, cerrará sus puertas el 31 de diciembre, a pesar de que actualmente tiene 300 personas en tratamiento y de que la crisis ha empujado a esta adicción a entre un 25% y un 30% más de pacientes que en otras épocas.

"Llegué a Azajer hace 4 meses y medio, recién separado y lleno de deudas. Ahora puedo salir de casa y empiezo a superarlo, pero si la asociación desaparece, sé que volveré a jugar", asegura Javier García. Nati Arnáiz, familiar de un enfermo, resume todo en otra frase: "Si cierran, ¿adónde iremos? Esta enfermedad te destruye. La terapia es dura, pero es vital".

Etiquetas