Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA

La oposición valora con cautela el nuevo modelo de financiación

El nuevo modelo de financiación tendrá como claves la referencia al Producto Interior Bruto nacional y el gasto en los campus de Huesca y Teruel.

El rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López
López reconoce que la UZ atraviesa una situación "comprometida", aunque descarta endeudarse
OLIVER DUCH

La Universidad de Zaragoza ha logrado arrancar un compromiso de financiación para dotar de estabilidad económica a la institución académica, lo que ha sido valorado con cautela por los grupos políticos de la oposición al carecer de datos precisos sobre el contenido del acuerdo con el Gobierno aragonés.

En una comparecencia ante la Comisión de Ciencia, Tecnología y Universidad de las Cortes de Aragón, el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, se ha referido a la nueva financiación ante la insistencia de los grupos de la oposición y después de que la anunciara a los medios de comunicación en la cámara.

El rector había sido citado a comparecer a petición de CHA, para informar de la situación financiera que atraviesa la Universidad, con una deuda acumulada en los dos últimos ejercicios de 19 millones de euros, y explicar las perspectivas de futuro.

Ante la reclamación de los grupos por conocer detalles del acuerdo, López, quien había manifestado su intención inicial de no avanzar datos hasta su aprobación en un próximo Consejo de Gobierno, ha explicado que la fórmula en la que se ha basado el modelo acordado es «básicamente la misma» que en anteriores ejercicios, aunque con modificaciones al alza.

Así, ha adelantado que la «fórmula polinómica» con la que se calcula la aportación del Gobierno a la institución en función del gasto por estudiante se ha modificado al alza, en atención al mayor gasto generado por los alumnos de los campus periféricos de Huesca y Teruel.

Esta variación ha permitido incrementar del 70 al 72 por ciento los recursos que aportará el Ejecutivo autonómico por cada estudiante de la Universidad en su conjunto, garantizándose así una mayor dotación financiera.

Además, según ha destacado el rector, se ha incluido, por primera vez en un acuerdo de financiación suscrito entre una universidad y una autonomía, una cláusula referente al PIB nacional que permitirá incrementar al alza las aportaciones en función del posible crecimiento de este indicador económico.

También ha adelantado referencias a los denominados «contratos programa» y a los complementos retributivos del profesorado, aunque no ha detallado en qué consistirán las modificaciones planteadas.

Un acuerdo «insuficiente» para la oposición

Manuel López ha lamentado haber tenido que ser a lo largo de los últimos años un rector «reivindicativo», e insistir ante el Gobierno aragonés de forma reiterada en la necesidad de llegar a un acuerdo de financiación para dotar de estabilidad a la Universidad.

«No podía ser -ha añadido- que nos enfrentáramos a una nueva legislatura para volver a situarnos en un escenario en el que pasados cuatro o cinco meses volviéramos a tener discusiones sobre los básico».

Para el rector, una situación como la atravesada en los dos últimos años por la Institución universitaria hubiera exigido incrementar la deuda actual, «lo cual sería muy grave no sólo a corto sino a largo plazo».

En el turno de intervenciones, el portavoz de IU, Adolfo Barrena, ha valorado el acuerdo, pero ha agregado que el próximo gobierno autonómico tendrá que renegociarlo «porque a nosotros nos parece insuficiente».

Por su parte, el diputado de CHA Chesús Yuste, ha explicado que la Universidad de Zaragoza «merece la máxima financiación con la máxima estabilidad», pero ha expresado su inquietud de que lo pactado sea «un acuerdo percha para salir del paso antes de las próximas elecciones».

El popular Pedro Navarro ha asegurado sentirse «moderadamente tranquilo» ante el acuerdo, dado que, en su opinión, Manuel López «siempre ha sido un rector reivindicativo», y ha expresado su deseo de que la financiación básica de la Universidad no vuelva a ser tema de debate en la Cámara.

La diputada socialista Ana María García, ha valorado el esfuerzo realizado por el Gobierno aragonés con la Universidad de Zaragoza antes del estallido de la crisis económica, potenciado una mayor financiación y mejores recursos humanos y materiales, y se ha mostrado convencida al tiempo de que con el acuerdo alcanzado la situación de la Institución «va a mejorar».

Etiquetas