Despliega el menú
Aragón

SANIDAD-ARAGÓN

El visado electrónico de recetas facilitará el acceso los medicamentos a 75.000 pacientes

El Ejecutivo aragonés ha comenzado a aplicar un nuevo sistema de visado electrónico de recetas con el objetivo de reducir la "excesiva burocracia". Cada farmacia de Aragón tendrá un nuevo programa informático que le permitirá visar la receta, comprobar que el paciente está autorizado para obtener el medicamento y que el tratamiento continúa vigente.

El Gobierno de Aragón ha comenzado a aplicar un nuevo sistema de visado electrónico de recetas, una iniciativa que podría beneficiar a unas 75.000 personas ya que mejora la accesibilidad de los pacientes a los medicamentos que necesitan y reduce la burocracia.

La consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, junto al director general de Planificación, Manuel García Encabo, presentó este sistema en la capital aragonesa, desarrollado por el Ejecutivo autonómico en colaboración con los colegios oficiales de farmacéuticos de Huesca, Teruel y Zaragoza.

Noeno explicó que ciertos medicamentos y productos, por sus características, requieren una autorización del Servicio Provincial de Salud, por lo que para adquirirlos los pacientes debían hacer una tramitación caracterizada por una "burocracia excesiva", es decir, que era necesario visar cada receta por el médico de familia.

Se trata de medicamentos de especial vigilancia, los de nueva incorporación, aquellos con precios muy altos o de un elevado consumo con distintas posibilidades de uso, así como dietoterápicos complejos y nutrición enteral, absorbentes de incontinencia de orina, medias elásticas terapéuticas, extractos hiposensibilizantes y vacunas bacterianas.

En Aragón, cada día se visan unas 1.753 recetas, de las cuales 1.500 corresponden a Zaragoza, mientras que en el año 2007 ascendieron a 676.228, lo que supone un gasto de casi 53 millones de euros.

Desde este martes, los pacientes que necesiten cualquiera de los medicamentos o productos mencionados deberán obtener una primera autorización del Servicio Provincial y a partir de ahí podrán acudir a recogerlo a cualquier farmacia de Aragón durante un periodo de dos a cinco años, en función de la vigencia establecida por el profesional médico.

La consejera resaltó que la puesta en marcha de este sistema beneficia sobre todo a personas mayores y a enfermos crónicos que necesitan tratamientos especiales, al tiempo que hizo hincapié en que con la aplicación de las nuevas tecnologías se facilita la vida a estas personas y a sus familias, sobre todo a aquellas que viven en el medio rural y que debían esperar de 7 a 10 días hasta que llegaba la autorización.

Así, cada farmacia de Aragón tendrá un nuevo programa informático que le permitirá visar la receta, comprobar que el paciente está autorizado para obtener el medicamento y que el tratamiento continúa vigente.

Los farmacéuticos han recibido numerosos cursos para aprender a manejar esta nueva herramienta, aunque la consejera subrayó que dispondrán de una oficina técnica en la que podrán resolver cualquier duda que tengan o trasladar los problemas que les hayan podido surgir.

Respecto a la receta electrónica, la consejera dijo que en teruel, donde se está desarrollando el proyecto piloto, podría estar funcionando en mayo o junio, aunque reconoció que han ido surgiendo problemas que deben ser solventados antes de trasladar este nuevo sistema al resto de la Comunidad Autónoma.

Insistió en que en el Departamento tienen "muchas ganas" de poner en marcha esta iniciativa, ya que evitará mucha afluencia de personas a los centros de salud de Aragón.

Etiquetas