Aragón
Suscríbete por 1€

23 ESPECIES PERJUDICADAS

El uso de venenos afecta a 90 aves en Aragón en los dos últimos años

Los raticidas y topicidas empleados por algunos ganaderos llegan a las aves a través de la cadena alimentaria. El buitre leonado es la especie que más incidencias registra, con un total de 26 entre 2009 y 2010.

Un buitre leonado sobrevolando las azoteas de Zaragoza
El uso de venenos afecta a 90 aves en Aragón en los dos últimos años
GUILLERMO MESTRE

Un total de 90 aves tuvieron que ser tratadas en el Centro de Recuperación de La Alfranca, a lo largo de los años 2009 y 2010, tras sufrir una intoxicación como consecuencia del uso indiscriminado de venenos en el territorio aragonés. Hasta 23 especies diferentes pasaron por La Alfranca en el citado período, la mayoría de ellas de tipo carroñero. La especie que registró un mayor número de incidencias fue el buitre leonado, con 26 casos tratados en el centro zaragozano, lo que supone un 23,4% del total.

A pesar de estar catalogado como especie de interés especial en España desde 1990, el buitre leonado se considera fuera de peligro de extinción. Se trata de una de las aves rapaces de mayor tamaño de la Península Ibérica y centra su alimentación en cadáveres de gran tamaño. Estos restos animales son el penúltimo eslabón de una cadena alimentaria por la que se traspasa el veneno que algunos ganaderos impregnan en trozos de carne para evitar que sus animales sean atacados.

Otros carroñeros de menor tamaño ingieren directamente las pequeñas piezas de carne envenenada. En este espectro se encuentran el milano real -con presencia en todo Aragón- y el alimoche, cuya población se concentra en el Valle del Ebro. El quebrantahuesos y el águila azor perdiguera, dos especies amenazadas con presencia en Aragón, apenas registran un caso de intoxicación en el caso de la primera.

Según explica Luis Tirado, delegado en Zaragoza de la Sociedad Española de Ornitología (SEO), en Aragón, a diferencia de la mitad sur de España (donde el veneno tiene que ver con los cotos extensivos), se lleva a cabo una caza de corte más social, menos industrializada que en otras comunidades autónomas como la andaluza y la extremeña. De este modo, confirma Tirado, la problemática "responde a casos puntuales de mala praxis entre algunos ganaderos, que hacen un uso incorrecto de los raticidas".

En cuanto al amplio porcentaje de afecciones que registra el buitre leonado, Tirado señala que es "lógico" que concentre un número más alto de incidencias, ya que su población es más amplia que la de otras especies y "puede soportar mejor" ataques externos "como los venenos, los parques eólicos o los cables" de alta tensión.

La importancia de los forestales

Para evitar que los daños futuros vayan a mayores, la organización conservacionista SEO Aragón y el Gobierno de la Comunidad alcanzaron recientemente un acuerdo para fomentar la preparación específica de agentes forestales en la prevención de la intoxicación aviar bajo el programa Life, que cuenta con el soporte de fondos europeos.

Etiquetas