Despliega el menú
Aragón

El traslado despierta las dudas sobre el futuro de las pinturas de Goya

Las obras del artista de Fuendetodos, hoy en restauración, son lo más destacado del patrimonio cartujo.

La noticia de que los cartujos preparan su marcha hace despertar las dudas sobre el destino final del patrimonio histórico que atesora el edificio. Dadas las características espartanas de la Orden, y el pasado del monasterio, que sufrió la desamortización, no hay grandes piezas en su interior. Ni tan siquiera en su biblioteca, de la que se apropió en su día el conde duque de Olivares, y que luego ha enriquecido sus fondos pero principalmente con libros procedentes de monasterios franceses. Poco o nada queda de la biblioteca antigua, que fue donada por Zurita.

En cuanto al arte mueble, en el interior de Aula Dei hay algún cuadro interesante, pero nada excepcional. Son obras que, al igual que los libros, trajo la Orden de Francia cuando adquirió el edificio en 1901. En principio, todo se iría con los cartujos a su nuevo emplazamiento, procedimiento común en estos casos, y más en este, ya que las obras que se guardan allí en su mayor parte no tienen nada que ver con el patrimonio aragonés. Hace tan solo unas semanas, en Tarazona, se marcharon las monjas del convento de Santa Ana a otro edificio que posee la Orden en Castellón. En este caso, el Gobierno de Aragón llegó a un acuerdo para adquirir buena parte de los fondos artísticos, pero se trataba de piezas antiguas, de interés, y creadas por y para Aragón.

Lo que pueda ocurrir con el edificio de Aula Dei es una incógnita. El inmueble fue declarado Monumento Nacional (hoy, Bien de Interés Cultural) en 1983, y goza de la máxima protección contemplada en la Ley de Patrimonio. La Cartuja es, según ha señalado la historiadora del arte Elena Barlés, la primera de España que se organiza "de acuerdo con unos estrictos criterios de ortogonalidad, simetría y especialización". Y, por si fuera poco su excepcionalidad, guarda en su interior un interesante conjunto mural pintado por Francisco de Goya. Las enormes dimensiones del edificio dificultarán darle un nuevo destino. De momento, se sigue trabajando en la restauración de las pinturas de Goya. Un equipo de profesionales de la empresa Tracer, la misma que se ocupó hace años de restaurar la 'Regina Martyrum', trabaja actualmente en la restauración de las pinturas murales de Goya en Aula Dei, que debería estar acabada a finales de 2011.

Etiquetas