Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

FUERZAS DE SEGURIDAD

El subdelegado del Gobierno y el comisario provincial respaldaron a los funcionarios

Recalcaron su «total respeto» a las actuaciones judiciales, pero se mostraron «absolutamente tranquilos» con el trabajo de los policías.

Los máximos responsables de la seguridad ciudadana en Huesca respaldaron en su día la labor de los policías investigados por el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Jaca. Tanto el subdelegado del Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, como el comisario provincial, Antonio Placer, tras recalcar su «total respeto» a las actuaciones judiciales, se mostraron «absolutamente tranquilos» con el trabajo de los policías.

«Desde la comisaría de Policía de Jaca se entiende que han actuado correctamente», aseguró Ramón Zapatero. En el mismo sentido, Antonio Placer expresó entonces que les había dado su apoyo y les había animado a seguir en la misma línea.

Ambos coincidieron también en señalar que no se había abierto ninguna investigación interna ni se habían adoptado medidas disciplinarias porque los agentes tienen derecho a la presunción de inocencia «como cualquier ciudadano». Añadieron que esperarían a que hubiera una resolución judicial para tomar una decisión y el comisario provincial explicó que estaban colaborando con la investigación del Juzgado «con toda lealtad y con toda diligencia».

En estos momentos, se desconoce si la decisión de dictar un auto de procesamiento contra los funcionarios hará cambiar la actitud de los responsables de seguridad en Huesca.

Cien gramos de cocaína

La imputación de los tres primeros policías nacionales de los siete investigados se produjo días después de que la Brigada de Asuntos Internos de Madrid detuviera, a finales de septiembre de 2009, a cinco personas por un presunto delito de tráfico de drogas. Los arrestos se llevaron a cabo cuando los sospechosos se disponían a hacer un intercambio de 100 gramos de cocaína en pleno centro de Huesca. Tras ello, efectuaron registros en dos bares de Jaca y en tres domicilios de la misma localidad.

Uno de los arrestados fue José María B. F., dueño de dos establecimientos hosteleros de la capital jaquesa, uno de los cuales fue clausurado temporalmente en 2008 después de que la Policía Nacional encontrara droga en su interior.

Por estos hechos, ingresó en la cárcel, aunque salió en libertad provisional. En esta situación seguía cuando volvió a ser arrestado. También fue detenido Juan M. S., que trabajaba en uno de los bares, y Pedro M. S., vecino de Jaca .

La lista de detenidos en la operación antidroga se completó con dos hombres, ambos de origen colombiano, que ingresaron en la cárcel de Zuera por orden judicial. Se trata de Álvaro R. I. y de Daniel P. G. (soldado). Para este último, el juez fijó una fianza de 3.000 euros y para Juan M. S., de 12.000.

Tras conocerse entonces la imputación de los policía, el subdelegado del Gobierno en Huesca, resaltó el «buen trabajo» que el Cuerpo Nacional de Policía y sus componentes hacen en la provincia de Huesca "en la prevención, persecución de las infracciones y en el mantenimiento de la seguridad ciudadana". Los agentes imputados forman parte de una plantilla de unas 50 personas.

Etiquetas