Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD/ ARAGÓN

El Servet roza la barrera de los 5.000 partos al año e incorpora nuevas técnicas asistenciales

El hospital vuelve a batir su récord al registrar, durante 2008, trescientos alumbramientos más que en 2007

El Servet roza la barrera de los 5.000 partos al año e incorpora nuevas técnicas asistenciales
El Servet roza la barrera de los 5.000 partos al año e incorpora nuevas técnicas asistenciales
PEDRO ETURA

Crisis, ¿qué crisis? Eso deben pensar los pacientes y profesionales del Materno-Infantil. Los partos no dan tregua y cada año se atienden más, por lo que parece que a los padres aragoneses no les amedrentan, de momento, los augurios económicos. Como muestra, este hospital ha vuelto a batir su récord desde que los partos empezaron a reducirse en los años 80.

En concreto, y según ha podido saber este periódico, en 2008 se han atendido en esta maternidad más de 4.920 partos. Son unos 300 más que en 2007, cuando se registraron 4.619 y unos 470 más que en 2006, cuando hubo 4.450. Si se tiene en cuenta el trabajo de cada día, se ha pasado de asistir, de media, 12 partos (12,5) a superar los 13 (13,4). Así que, de momento, la natalidad suma y sigue, causando tantas alegrías como problemas que resolver. Por ejemplo, en el caso del Servet, el del espacio, porque los niños que ahora nacen aquí, y que son muchos más que hace una década, lo hacen en las mismas instalaciones, lo que no pocas veces causa saturación y exceso de trabajo.

Fuentes oficiales del hospital reconocieron ayer que se ha vivido un "repunte" de actividad, pero que "debe analizarse dentro de la situación social actual". Además recalcaron que se está estudiando cómo reutilizar espacios o qué actuaciones llevar a cabo, pero insistieron en que recientes estudios no indican que deban adoptarse, de momento, medidas drásticas.

Mientras se analizan las soluciones es necesario abordar también las causas de este 'baby boom'. La inmigración, que ayudó mucho en su día a repuntar el índice de natalidad, o el cambio de mentalidad que ha hecho que cada vez más mujeres decidan no tener solo un hijo, han influido. Sin embargo, en el caso del Materno Infantil se añaden otros factores. A este centro se derivan todos los embarazos y alumbramientos de Aragón en los que hay alguna anomalía o riesgo (por ejemplo, cuando es un embarazo múltiple, existen cardiopatías o la madre es hipertensa). Estos partos exigen una atención constante y, a la vez, hay que seguir prestando la debida atención al resto. Y si entre todos suman 300 más al año, todo se complica.

Mejoras en fase de prueba

La lucha contra el espacio la libran enfermeras, matronas y facultativos con formación, dedicación y esfuerzo, y actualizando la asistencia con nuevos recursos y técnicas. Una de las novedades se está actualmente probando. El hospital cuenta con un analgésico que ya era utilizado en cirugías menores y que en otros países, como Inglaterra, tienen una dilatada trayectoria en parturientas.

Se trata de una bombona que contiene un 50% de óxido nitroso y otro 50% de oxígeno. No quita del todo el dolor (algo que sí que consiguen los anestésicos), pero puede utilizarse como elemento de apoyo en varias situaciones.

Por ejemplo, cuando una mujer no quiere o no puede ponerse la epidural. Algunas -muy pocas- la rechazan por principio. Otras no pueden ponérsela, por ejemplo porque tienen un tatuaje en esa zona o no hay tiempo. También se usa cuando la parturienta tiene ya intensos dolores, pero aún se debe esperar a ponerle la epidural.

Las bombonas se están probando y será la Dirección la que, previo informe de los profesionales, decida incorporarlas definitivamente o no. Así lo aclaran las doctoras Susana Tejero y Yasmina José, que dicen que hay que ver cómo responden las mujeres a ellas.

El jefe de la unidad de Paritorios del Materno Infantil, Sergio Castán, insiste en que es una medida más de las que se implantan para lograr un parto más humanizado y que no supone que se deje de poner la epidural o que se trabaje de otra manera. "Lo que hacemos es actualizar la atención al parto y ofrecer más medios", dice Castán.

El doctor Javier Tobajas, jefe del servicio de Tocología, coincide con él e insiste en que el Materno Infantil lleva mucho tiempo trabajando para conseguir, en lo posible, un "parto a la carta" más cómodo y humanizado para cada mujer.

Etiquetas