Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD

El Servet pondrá en marcha una técnica poco invasiva para el cáncer de próstata

La braquiterapia consiste en la implantación de semillas radiactivas de poca intensidad durante un año directamente en la glándula.

El Servet pondrá también en marcha una técnica poco invasiva para el cáncer de próstata
El Servet pondrá en marcha una técnica poco invasiva para el cáncer de próstata
HA

El hospital Miguel Servet de Zaragoza tiene previsto incorporar en unos meses una nueva técnica para hacer frente al cáncer de próstata: la braquiterapia prostática. Un tratamiento menos invasivo y más directo, especialmente indicado para los tumores que solo afectan a esta glándula masculina y se encuentran en estadio inicial. Las instalaciones sanitarias se convertirán, según explicaron fuentes sanitarias, en centro público de referencia para toda la Comunidad en este tratamiento concreto.

El cáncer de próstata es uno de los de mayor frecuencia en varones. En Aragón, según algunos expertos, pueden diagnosticarse hasta 200 nuevos casos al año, pero el índice de supervivencia es muy alto sobre todo en fases iniciales. La braquiterapia de próstata consiste en administrar la radioterapia de forma interna, por medio de semillas radiactivas que se implantan, con unas agujas muy finas, de forma permanente en la glándula.

Estas 'pepitas' emiten la carga radiactiva de bajo nivel durante aproximadamente un año sin que el paciente note su presencia. "La semilla solo irradia una pequeña área y por lo tanto no afecta a otros tejidos adyacentes", precisó el gerente del sector II, Víctor Solano.

Una de las ventajas de este nuevo procedimiento es que es mínimamente invasivo y si todo se desarrolla según lo previsto, el paciente puede irse a las pocas horas a casa (incluso sin necesidad de pasar la noche en el hospital). Por ejemplo, un tratamiento de cáncer de próstata que requiere radioterapia con acelerador se prolonga aproximadamente unas ocho semanas.

Sin embargo, Solano hizo hincapié en que hay que tener en cuenta que esta técnica solo está indicada para determinados tumores y pacientes (en personas jóvenes con cánceres en fases iniciales y sin metástasis). Y recordó que la braquiterapia se sumará a los otros tratamientos que ya están en marcha: quirúrgicos, farmacológicos y de radioterapia.

En estos momentos, el Servet ofrece la posibilidad de recibir braquiterapia prostática en Navarra. Normalmente, al año se remiten hasta la Comunidad vecina unos 25 o 30 pacientes. "Muchos deciden no trasladarse, por lo que estimamos que el primer año podríamos tratar aquí 40 o 50 pacientes y hasta 80 durante el segundo. Es una técnica sencilla y sin efectos secundarios", precisó Martín Tejedor, jefe de servicio de Oncología Radioterápica, que colabora en la puesta en marcha de este proceso junto a los servicios de Física, Urología, Anestesia, Enfermería y Técnicos de Radioterapia.

Los plazos de implantación dependen de las autorizaciones. Está a punto de adjudicarse el suministro de todo el material necesario y a partir de ahí, se pedirá el permiso al Comité de Seguridad Nuclear, que tarda al menos tres meses en concederlo. "Nuestra idea es que pueda comenzar en la primavera del año que viene", señaló Solano.

Etiquetas