Aragón

AUMENTA LA DEMANDA

El Servet hace estudios ambulatorios para reducir las esperas en la unidad del sueño

Con estas pruebas complementarias en el domicilio se ha pasado de hacer 40 mensuales a 140.

El hospital Miguel Servet de Zaragoza ha decidido ponerse manos a la obra y reducir las esperas en las unidades del sueño, que han acumulado en algunas ocasiones, como también ocurre en otros centros, hasta dos años de demora. Desde hace algún tiempo, Neumología lleva a cabo estudios domiciliarios que le han permitido triplicar el número de pruebas mensuales. Y así pasar de 38 o 40 estudios a una media de 140. Los trastornos respiratorios durante el sueño son, con diferencia, las enfermedades que producen más demanda de este tipo de pruebas.

A determinados pacientes seleccionados –normalmente a los de más fácil diagnóstico– se les envía a casa con un aparato que controla su sueño durante toda la noche. A la mañana siguiente entregan este registro para que sea analizado por los especialistas. En concreto, a las tres pruebas por noche –antes se realizaban dos–, vigiladas por personal especializado en días alternos en el propio centro hospitalario, se suman seis domiciliarias que se hacen cada noche.

Actualmente el servicio de Neumología es el que más estudios de sueño lleva a cabo, pero también hace este tipo de pruebas el servicio de Neurofisiología, tanto para completar el estudio de los trastornos respiratorios del sueño enalgunos casos, como para el diagnóstico de otras alteraciones.

Para facilitar el trabajo de ambos servicios, el hospital ha llevado a cabo una pequeña reforma donde se han ubicado estas dos unidades y se ha dotado de más consultas para que tanto Neumología como Neurofisiología puedan aumentar su actividad.

Las pruebas del sueño se han disparado en los últimos años. El principal trastorno en los adultos es la apnea (interrupciones respiratoria). Según las estadísticas, hasta 200.000 aragoneses pueden padecerla. El estrés, la obesidad y la ansiedad son las principales causas de esta patología. Aunque se intensifiquen los planes para paliar la lista de espera de estas pruebas, algunos expertos reconocen que es muy difícil reducirlas ante el incremento de estudios que se solicitan a diario.

Los trastornos del sueño, como la apnea, pueden influir y condicionar la vida de las personas. El exceso de somnolencia durante el día y la falta de oxigenación durante la noche pueden generar patologías cardiovasculares, ictus o hipertensión. En Aragón puede haber entre 8.000 y 10.000 personas en tratamiento, de ellas unas 6.000 usan una máquina que les ayuda a respirar por la noche.

Etiquetas