Despliega el menú
Aragón

INFRAESTRUCTURAS

El Senado votará Si declara la obra de ejecución urgente y exige ya la liberación de los dos peajes

La iniciativa, del PAR, contará con el apoyo del PP y los grupos nacionalistas y se debatirá en el pleno de la Cámara Alta. El PSOE, a la espera de la posición que asuma Fomento, también valora sumarse.

El Senado decidirá en diez días si exige formalmente al Gobierno central que asuma y convierta en realidad la reivindicación aragonesa de liberar los peajes de la AP-2 y la AP-68. El senador del PAR, José María Mur, registró ayer una moción en la que se exige "declarar de interés general y de ejecución urgente las obras de desdoblamiento de las carreteras nacionales N-II y N-232" en los tramos de Alfajarín-Fraga y Mallén-Figueruelas, además de El Burgo de Ebro-Alcañiz, localidades en las que ni siquiera hay una autopista que poder liberar como alternativa. La moción solicitará la supresión "total o parcial" de los peajes en los tramos coincidentes de las dos autopistas de pago.

La iniciativa del PAR contará seguro con el apoyo del PP, además del de los grupos nacionalistas. Así, tendría casi seguro la garantía de su aprobación. Fuentes del PSOE explicaron ayer que están también en disposición de apoyarla. Para fijar su posición habrá que esperar a ver si el Ministerio de Fomento decide ceder y dar un paso a favor de la reivindicación aragonesa o fuerza al grupo parlamentario del PSOE en el Senado a intentar suavizar las pretensiones de Aragón o incluso a votar en contra o abstenerse.

La iniciativa que registró ayer Mur se debatirá en el primer pleno que hay previsto en el Senado y supondrá la continuación del debate del pasado martes con la ministra de Fomento, la andaluza Magdalena Álvarez. Según se explicó, está previsto que asistan al pleno algunos representantes de los municipios aragoneses que sufren las condiciones de la N-232 y de la N-II.

El texto que se someterá a debate plantea además que se modifiquen los Presupuestos Generales del Estado, para que se incluyan en ellos "las partidas necesarias para ejecutar las obras en el menor plazo posible". Además, plantea la opción de que se recurra a otras formas de pago de la obra, como el llamado método alemán. Esto supondría para el Gobierno central un pago diferido del coste total del desdoblamiento, que podría hacerle replantear a Fomento los ritmos actuales de la obra.

La propuesta de moción incluye además la exigencia "inmediata" de que el Gobierno central "mejore la señalización de los tramos de alta siniestralidad, los puntos negros", además de que agilice "las obras de circunvalación adjudicadas".

Si el Senado finalmente insta al Gobierno a declarar de interés general y apuesta por la ejecución urgente de la obra, los trámites el desdoblamiento se podrían recortar sensiblemente. De hecho, en estos momentos, las dos están pendientes de la declaración de impacto y, en el caso de la N-II. Todo indica que, si nadie en el Gobierno central cambia de idea, el trámite lo harán especialmente largo e incluso quedará bloqueado en esa fase a causa de las alegaciones.

La negociación sigue

Ante esta situación, que en el mejor de los escenarios sitúa una solución a través de las obras en al menos cuatro años, todo está pendiente de que se produzca y fructifique una negociación entre el Gobierno de Aragón, el Gobierno central y las concesionarias.

En estos momentos ya está habiendo contactos y diferentes fuentes aseguran que la voluntad es que haya un acuerdo. Sin embargo, las posiciones siguen aún distantes, por lo que se podría retrasar más de lo deseado. Y eso si se llega a producir.

Diferentes fuentes del PSOE ven complicado que haya avances antes del pleno del Senado que tratará el conflicto, por lo que todo indica que la moción que se apruebe marcará el camino a seguir por las diferentes administraciones públicas

Etiquetas