Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EN ARAGÓN

El sector turístico salva el verano con menos contratos y precios congelados

El Pirineo, el Bajo Aragón, el turismo rural y de naturaleza y la ciudad de Zaragoza vuelven a ser los motores que hacen frente a la reducción de gasto por la crisis.

El sector turístico salva un verano ?difícil? con menos contrataciones y precios congelados
El sector turístico salva un verano ?difícil? con menos contrataciones y precios congelados
ARAGóN AVENTURA

Llega el mes de septiembre y, con él, los principales agentes del sector turístico en Aragón comienzan a hacer sus primeros balances de cómo ha ido la temporada de verano. Adaptados ya, después de cuatro años, a las exigencias de una crisis económica, la tónica sigue siendo la de precios a la baja, menor contratación y estancias más cortas.

Pese a todo, la mayoría se sienten satisfechos por haber salvado un año complicado, como lo vienen siendo los últimos. El Pirineo, el Bajo Aragón, el turismo rural y de naturaleza y la ciudad de Zaragoza vuelven a ser los motores.

“Hemos tenido un mes de agosto bueno, pese a ser un año difícil”, señala Juan Bazán, presidente de la Asociación de Empresas de Turismo Deportivo de Aragón. Después de que “el mal tiempo” pusieran en jaque los primeros días de julio –este tipo de servicios se contrata con poca previsión y siempre en función de la climatología-, la temporada parece que se ha arreglado con el turista nacional, que por la crisis decide no viajar al extranjero.

Además, el impulso del sector de aventura a través de ferias internacionales ha conseguido atraer a “belgas, holandeses y franceses” para disfrutar de un tipo de ocio que aprovecha las condiciones naturales de la comunidad, fundamentalmente en el Pirineo. Aunque alguna de estas actividades, sobre todo el rafting, han sufrido con la sequía de este año, por lo que han cerrado la temporada antes de hora.

En el Monasterio de San Juan de la Peña, han recibido una cantidad de visitantes similar a la de años anteriores, mientras que en la Hospedería de Rueda han registrado un leve incremento de turistas que ronda el 10%. Como explica uno de sus responsables, Javier Lahoz, “hemos bajado las tarifas este año” para atraer a familias extranjeras –alemanes, franceses e ingleses-, parejas mayores y turistas que reservan por internet.

En Zaragoza el balance todavía es una incógnita, que resolverán desde el área de Turismo la semana que viene, cuando se presenten los datos definitivos, aunque parece que el tirón de la basílica del Pilar, y eventos como las Jornadas Mundiales de la Juventud han servido de impulso.

Pese a todo, los hoteleros de la ciudad lamentan la excesiva oferta de camas de la capital aragonesa, las afecciones de las obras del tranvía y la crisis económica, que resumen un verano, de nuevo, complicado para ellos, con ocupaciones que apenas superan el 35%.

Teruel mantiene el tirón

La ocupación hotelera en la provincia de Teruel se ha mantenido durante este verano. “El problema no es la tasa de ocupación, que ha sido similar, el problema es la caída del consumo” en los servicios que ofrecen estos establecimientos como bares o restaurantes, explica Fernando Cánovas, presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Teruel.

Cánovas recuerda que los establecimientos del sector en la provincia han bajado los precios en torno al 20% en los últimos tres años y que a pesar de ello “el gasto de los clientes ha caído una barbaridad”. “En época de crisis, de lo primero que se prescinde es del ocio”, justifica el presidente de la asociación.

Por otro lado, la contratación de empleados en los establecimientos del sector durante la campaña del verano ha sido muy similar a las de años anteriores. “Las empresas turísticas en Teruel suelen ser pequeñas y se sustentan gracias al autoempleo y la implicación de sus socios y propietarios”, destaca Cánovas.

En todo caso, para este mes de septiembre espera que tanto la tasa de empleo, ocupación y consumo aumente gracias a los grandes eventos que acogerá próximamente la provincia de Teruel. “Tradicionalmente septiembre es un mes favorable para el turismo gracias a la celebración de la Feria del Jamón y el Gran Premio de Motorland en Alcañiz”, desgrana.

Huesca, ligero repunte de actividad.

Por su parte, la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo en Huesca indica que “las perspectivas son más halagüeñas” que en 2010. Se ha notado “un ligero repunte de la actividad” a pesar de que “la ocupación es más baja de la deseada”, apuntan desde Hostelería Huesca.

Según recoge Hosteltur, con datos del Ministerio de Trabajo, el número de trabajadores dados de alta en la Seguridad Social en el sector de la Hostelería y las Agencias de Viajes en Aragón se ha reducido en un 0,5% en el periodo de enero a julio de 2011 con respecto a 2010, descendiendo hasta 35.258 empleados en el sector, cuando a nivel nacional ha aumentado un 1%.

Solo tres comunidades autónomas han visto reducido este índice en mayor medida que Aragón. La región que más empleo en el sector turístico ha destruido es Castilla- La Mancha con un 1,7%, Asturias con un 1,2% y Murcia con una bajada del 0,7.

Etiquetas