Aragón
Suscríbete

INVERSIÓN ESTATAL

El sector pide a Vivienda que concrete los recortes anunciados hace quince días

Promotores y cooperativistas creen que la supresión de ayudas a la entrada de compra de VPO puede echar para atrás a posibles compradores.

Todo el sector de la vivienda sigue pendiente de que el ministerio concrete los recortes que la ministra Beatriz Corredor anunció hace dos semanas. Entonces, Corredor hizo público un tijeretazo a las ayudas millonarias previstas en el Plan de Vivienda para este año, para el que viene y para 2012. Han pasado quince días desde que se lanzara esta medida, y aún no hay noticias de cuándo puede salir publicado el decreto ley que lo va a concretar.

De momento, las cooperativas ya han recibido decenas de llamadas de socios preocupados por la retirada de la ayuda directa a la entrada de la compra de VPO. Dependiendo de diferentes factores, suelen ser entre 7.000 y 10.000 euros que hasta ahora recibían quienes se embarcaban en la compra de un piso, y con los que muchos contaban a la hora de hacer cuentas. Los promotores están a la espera de ver a quiénes van a afectar, y esperan que, al menos, no se 'toquen' las ayudas a los compradores que ya la han solicitado. "Si no, la situación sería muy preocupante", señala el promotor Antonio Olmeda, quien reconoce que "hay un malestar tremendo" en todo el sector.

Mariluz Benedicto, promotora de cooperativas de VPO de CC. OO. en Teruel, apuntaba que no sabían si podrán "continuar vendiendo a este precio". La disminución de las ayudas para la adquisición de viviendas de protección oficial es considerado un error por las cooperativas. Una de las cuestiones que más preocupa es que estas medidas puedan resultar perjudiciales para los derechos de aquellas personas que a pesar de no haber formalizado aún los trámites para optar a una subvención, ya les había sido adjudicada una vivienda de estas características.

Para Fina Lanzuela, promotora de cooperativas de VPO en Teruel, la situación es "muy grave". Señala que incluso antes de que se conociera el alcance que iba a tener el tijeretazo sobre las ayudas a las viviendas de protección oficial, desde UGT ya se dieron cuenta de que algunas personas que estaban inscritas en el sindicato para poder conseguir una vivienda de este tipo, habían dejado de encontrarse en condiciones de cumplir con los requisitos que el Gobierno de Aragón exigía.

Los futuros compradores serán los grandes damnificados, ya que se dará la circunstancia de que en un mismo rellano de escalera haya vecinos que se habrán ahorrado cerca de 10.000 euros en la compra y otros que no. Antonio Almudí, presidente de la asociación de vecinos Arqueros, señala que "hay mucha gente que se va a tener que echar atrás, porque contaba con ese dinero". "Hay personas para la que 10.000 euros es bastante más de lo que puede aportar en todo un año", apunta. Tal es el malestar que están organizando una manifestación para el próximo día 11 de septiembre.

Etiquetas