Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CONSTRUCCIÓN

El sector inmobiliario copa un 27,8% de los parques eólicos que la DGA ha declarado de interés

Detrás de la mayoría de los 40 proyectos prioritarios hay empresas aragonesas de larga trayectoria y experiencia en el sector energéticoSuman 561,7 megavatios y todavía se deben resolver otros 638,3.

Grandes empresas españolas y aragonesas del sector inmobiliario y de la obra pública copan casi un tercio de los proyectos eólicos ya declarados de interés general por el Gobierno de Aragón. Hasta 8 de los 40 proyectos prioritarios de la DGA pertenecen a este sector, sumando 156,5 de los 561,7 megavatios de potencia del total (el 27,8%). En este grupo están la familia Briceño (Brial), Emilio Garcés (Tecnyconta), Ideconsa, Mariano López Navarro, ACS, OHL, Comsa y Habidite (perteneciente al grupo Afer).

Su adjudicación es prácticamente un hecho, ya que la declaración de interés general implica cerca de la mitad de los puntos en los siete concursos convocados para repartir un total de 1.200 megavatios de potencia. Entre lo que queda de febrero y marzo se resolverán las dos zonas pendientes, que sumarán algo más de la mitad de los parques eólicos en juego (638,3 megavatios).

El Gobierno de Aragón destaca que los 40 proyectos ya seleccionados están ligados a iniciativas empresariales «de sólida implantación en el territorio y con fuerte componente de investigación y desarrollo».

Además del sector de la construcción, que hace tiempo que diversificó su negocio hacia las energías renovables, hay empresas con un amplia experiencia en el sector energético. En total, este grupo suma más de la mitad de los megavatios preconcedidos por la DGA, 292 de los 561,7. Entre los titulares de los proyectos prioritarios figuran Taim Weser, el grupo Jorge (con tres parques a través de Cogeneración del Ebro, Solavanti XXI SL y Desarrollos Eólicos La Muga) y General Eólica Aragonesa. También están las grandes multinacionales del sector, como Iberdrola, Enel y Gas Natural, y otras con gran implantación en este sector, como Gamesa, Elecnor, Synergy (junto a Repsol), Aerogeneradores Canarios y Mtorres.

Empresas de todos los sectores

También hay un considerable número de empresas aragonesas a las que se pretende apoyar con la declaración de sus proyectos eólicos de interés especial. En la lista hay de distintos sectores, desde la industria y la metalurgia, como Lapesa y Arain, a la agricultura y la ganadería, entre ellas Industrias de Deshidratación Agrícola, Harinas Villamayor (Castillo de Orús), la cooperativa San Miguel (Energías San Miguel) y los hermanos Mena Gerico, que están al frente de Magapor.

También están las cajas de ahorros, varias de ellas asociadas en Rural de Energías o en el caso de Cajalón con Iberdrola en Iberjalón, una firma de transporte (Carreras) e inversores como Juan Fabre (a través de Bancalé en Bosa del Ebro).

La DGA también pretende reforzar su proyecto de Motorland, por lo que ha declarado de interés un proyecto eólico de 4,5 megavatios de su fundación con el que se podrá cubrir las necesidades de energía del complejo. Lo mismo hizo en su día con Walqa y también extenderá al Ayuntamiento de Huesca (otros 4,5 megavatios).

Para lograr la declaración de interés especial se ha valorado el empleo que se generará con los parques eólicos, los beneficios y compensaciones territoriales, el impacto social y económico y la I+D asociada. No obstante, la DGA no concretó ayer a este diario los distintos aspectos y argumentó que no son públicos, ya que los concursos convocados no se han fallado todavía.

A las cinco licitaciones en las que ya se han resuelto el interés especial se han presentado 199 proyectos. En total, se deberán revisar los 472 parques eólicos planteados, que suman 16.000 megavatios de potencia. Y se prevén numerosos recursos contra la decisión de la DGA de priorizar unos en detrimento del resto. «Hay que denegar el 92,5%», señalaron fuentes oficiales.

Etiquetas