Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ARAGÓN

El Salud paga a las empresas que le suministran tecnología con más de 6 meses de retraso

El abono de ecógrafos, tiritas o prótesis se hace con demora, aunque los proveedores aseguran que la DGA intenta reducir el problema

La deuda de los sistemas sanitarios no deja de incrementarse. Y aunque la crisis no ayuda a aliviar la situación, los agraviados insisten en que sería un error buscar en la recesión económica la única causa del problema.

 

La Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), que agrupa a más de 500 entidades del sector, calcula que desde el departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón tardan en abonar las facturas 187 días, es decir, más de seis meses. La cifra corresponde al pasado mes de junio, y desde Fenin aseguran que es muy improbable que haya disminuido en verano.

 

Los productos que suministran van desde tiritas y apósitos hasta ecógrafos, marcapasos o prótesis. Y es aquí donde está el problema. Se trata de productos que, en ocasiones, son muy caros, pero que los servicios sanitarios no se pueden permitir dejar de comprar, porque la salud de miles de pacientes depende de su uso.

 

La Ley de Compras del sector público, que es la que rige en este tipo de transacciones, marca que cuando se tardan más de 60 días en pagar ya hay deuda. Así que Aragón, con el triple, puede considerarse morosa. No obstante, hay otras Comunidades Autónomas que salen peor paradas.

 

"Lo cierto es que Aragón está por encima de los 60 días, pero nos hemos reunido con los responsables de la Administración y nos consta que hay voluntad de ir solucionando el problema", explicó ayer la responsable de las relaciones de Fenin con las Comunidades Autónomas, Gloria Rodríguez. "Están buscando los mecanismos financieros necesarios", concreta.

 

Los departamentos de Salud son especialmente sensibles a las épocas de crisis económicas. La deuda sanitaria se suele ver incrementada por la farmacéutica. Apretarse el cinturón con ambos tipos de productos es muy difícil, porque nadie entiende que se recorte en inversión en salud.

Además, el aumento de población ha hecho que en los últimos tiempos haya un 'boom' de construcción y renovación de infraestructuras sanitarias. En Aragón, en los últimos años, se han construido dos centros de alta resolución en comarcas, se ha culminado la reforma del Miguel Servet y se están levantando dos nuevos centros de especialidades, uno frente a Grancasa y otro al lado de la estación intermodal (el sustituto del Inocencio Jiménez).

 

La forma en la que la crisis ha golpeado a las empresas de la construcción no ha ayudado en absoluto a paliar las deudas económicas. No obstante, no son los únicos con dificultades.

Recientemente, tanto la Cámara de Comercio como la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa y los autónomos han denunciado la morosidad de las Administraciones públicas en general, que tardan en pagar hasta más de 200 días.

Por debajo de la media

No obstante, en cuanto a retrasos en los pagos en artículos de tecnología sanitaria, Aragón no está en la peor situación de todas las Comunidades.

 

La deuda del Salud representa el 3,47% de toda la nacional (Andalucía, con más del 18%; y la Comunidad Valenciana, con el 17%, se llevan la peor parte).

 

Y mientras las demoras son aquí de 187 días, llegan a los 503 en Baleares, a los 488 en Murcia y a los 465 en Cantabria.

Por contra, los mejores datos los ofrecen otras como Navarra (46 días), Galicia (56) o País Vasco (87). "Lo cierto es que las Comunidades del norte tienden a aumular menos morosidad que las del sur", concreta Gloria Rodríguez.

Etiquetas