Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

REDUCCIÓN DE COSTES

El Salud insta a los médicos a recetar genéricos para pacientes depresivos o hipertensos

El sistema informático da prioridad al principio activo frente a las marcas para ahorrar 11,5 millones al año.

A partir de ahora los médicos recetarán más fármacos genéricos del grupo de los antidepresivos.
El Salud insta a los médicos a recetar genéricos para pacientes depresivos o hipertensos
OLIVER DUCH

El Gobierno de Aragón quiere reducir a toda costa la abultada factura farmacéutica y una de las medidas es fomentar el uso de genéricos. A partir de hoy, el Salud automatizará por defecto la prescripción por principio activo de un nuevo bloque de fármacos (antihipertensivos, antidepresivos y el ácido risedrónico, que se utiliza para tratamientos contra la osteoporosis). Con esta 'recomendación' pretende conseguir un ahorro de 11,5 millones de euros al año. Esta limitación se une a la que ya comenzó a aplicarse hace unas semanas en la atorvastatina y clopidrogel (especialmente útil para controlar el colesterol y los accidentes cardiovasculares en las personas mayores).

La medida comenzará a aplicarse a partir de hoy en los antihipertensivos ARA II (todos aquellos que se recetan para controlar la tensión) y el jueves en los antidepresivos y el ácido risedrónico. Además, ayer mismo también comenzó a funcionar otra aplicación informática por la que se 'anima' a los facultativos a recetar el subgrupo terapéutico más económico de los inhibidores de la bomba de protones (protectores gástricos, fundamentalmente). El Salud calcula, de hecho, que si todos los facultativos optaran por usar siempre el más barato (omeprazol) se conseguiría un ahorro de 15 millones de euros al año. Por ejemplo, si un omeprazol cuesta 0,091 euros, el rabeprazol tiene un valor de 1,451.

«El objetivo es mejorar la eficiencia económica en el uso de los fármacos», apuntó el director de Coordinación Asistencial del Salud, Pascual Moreno, que señaló que de momento no se tiene previsto ampliar la medida a otros grupos de medicamentos. Cada vez que un médico extiende una receta por principio activo o Denominación Oficial Española (DOE), el ahorro para el sistema está prácticamente asegurado. El farmacéutico entregará al paciente el medicamento de menor coste (sea de marca o genérico -normalmente es este último-).

No obstante, desde el Salud se insiste en que aunque se ha automatizado la prescripción por principio activo de estos fármacos, el facultativo podrá recurrir al uso de marcas comerciales siempre que lo considere oportuno por prescripción médica para determinados pacientes.

Reclamación de los médicos

Por su parte, los médicos han mostrado su malestar por la decisión del departamento de Salud ya que creen que pone en peligro la libertad del facultativo de elegir el fármaco que puede recetar. De hecho, hace unos días los sindicatos Cesm y Fasamet presentaron una reclamación administrativa contra la iniciativa del Gobierno de Aragón. Si en tres meses no hay respuesta, el siguiente paso es acudir al contencioso administrativo.

«Están haciendo los cambios sin consultarnos y sin saber nada», apuntó Leandro Catalán, de Fasamet. Recordó que aunque el principio activo o molécula es similar en todos, el formato, los envases o los excipientes pueden ser distintos. Los facultativos consideran que estos cambios pueden incluso poner en «peligro la seguridad de algunos pacientes», ya que se van a encontrar con un fármaco que desconocen (sobre todo, las personas mayores).

Estas medidas de ahorro que ha puesto en marcha el Salud van encaminadas a contener la factura farmacéutica y a conseguir un uso racional del medicamento. De hecho, el objetivo del Gobierno de Aragón es reducir este gasto entre 20 y 40 millones este año (así lo recoge el plan económico financiero que el Ejecutivo aragonés presentó ante el Ministerio de Economía y Hacienda en Madrid para conseguir equilibrar las cuentas).

El fomento de los fármacos genéricos es una de las más importantes. Hay que tener en cuenta de que hay envases que pueden acarrear un ahorro del 25% al 75% respecto a los de marca comercial. De enero a marzo de 2011, en Aragón se han dispensado casi 1,9 millones de fármacos de marca blanca, lo que supone ya un 25,33% del total de las prescripciones. De momento, la Comunidad aragonesa se mantiene todavía por debajo de la media nacional de finales de 2010, que alcanza el 27,13%.

Potenciar el uso de genéricos. A partir de esta semana, los médicos recetarán más genéricos del grupo de fármacos antihipertensivos Ara II, antidepresivos y de ácido risedrónico. El sistema informático automatizará la prescripción por principio activo.

Etiquetas