Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

REACCIONES

El resto de partidos acoge sin entusiasmo la iniciativa

A falta de conocer el preámbulo y el articulado de la proposición de ley presentada por los aragonesistas, la iniciativa no despertó grandes entusiasmos en el resto de fuerzas políticas.

Fiel al papel de cada uno, el grupo parlamentario que se mostró más cauto fue el socialista, con el que el PAR mantiene el gobierno de coalición. Socialistas y aragonesistas no han podido llegar a un consenso suficiente para presentar conjuntamente un proyecto de ley, aunque se ha intentado. El propio Biel reveló ayer que "nos dimos un límite de tiempo" y que una vez alcanzado sin que fructificara un texto común, su grupo decidió continuar en solitario.

El portavoz socialista, Jesús Miguel Franco, se limitó a señalar que "no conocemos todavía la proposición de ley pero la estudiaremos". Hay que tener en cuenta que la proposición no podrá ser debatida en pleno hasta el mes de febrero.

Desde el PP, su portavoz en las Cortes, Eloy Suárez, comentó que "en estos momentos los aragoneses tienen problemas más importantes que necesitan soluciones urgentes". Suárez dijo que "a nuestro modo de ver las soluciones no pasan por una iniciativa como la que propone uno de los grupos del Gobierno de Aragón".

Chesús Bernal, portavoz de Chunta Aragonesista, expresó que "de entrada", con todas las cautelas que implica no conocer la proposición, "somos partidarios", pero añadió que habrá que ver cómo y de qué manera se presenta. Bernal indicó que el asunto de los derechos históricos "nos suena bien" pero se mostró extrañado de que el PAR no apoyara otras propuestas de su grupo en la misma línea. El portavoz nacionalista situó esta iniciativa en la dinámica de estos meses previos a las elecciones. "Ya lo estudiaremos", concluyó.

El coordinador de Izquierda Unida-Aragón y diputado en las Cortes, Adolfo Barrena, consideró que el PAR está en una fase en la que necesita hablar de otros temas "para no hablar de sus problemas". Barrena dudó de que con la legislatura "prácticamente acabada" se tenga de verdad "voluntad de sacar adelante" esta propuesta. "Son movimientos -añadió- para marcar diferencias con el PSOE y para ocultar una realidad".

Etiquetas