Despliega el menú
Aragón

LA POLÉMICA DE MALLÉN

El PP replica que la política urbanística de Mallén "huele demasiado a podrido"

El presidente del PP de Zaragoza, Luis María Beamonte, replicó ayer que la política urbanística de Mallén "huele demasiado a podrido" y mostró su convencimiento de que en el PSOE están preocupados por lo que saben de la gestión de su alcalde, Antonio Asín, y por lo que, añadió, "intuyen que sabemos". Beamonte respondió así al presidente de la Diputación Provincial, Javier Lambán, quien atacó al PP, justificó el pelotazo de la plataforma logística de Mallén y exculpó a Antonio Asín de cualquier responsabilidad en un acto de apoyo celebrado el sábado en el pabellón de Mallén.

Beamonte también se refirió a la dura intervención del dirigente socialista, quien llegó a agitar los fantasmas de la Guerra Civil para atacar al PP: "Hace 70 años, a sus adversarios políticos intentaron llevarles al paredón y ahora los intentan llevar al juzgado". Para el líder popular, es "vergonzoso" que Lambán compare los fusilamientos con la acción de la justicia en democracia. "Muestra muy poco respeto a la justicia", opinó.

El presidente provincial del PP consideró que las formas de Lambán se explican por sus ansias de posicionarse en la carrera por la secretaría regional de su partido. "Pero para ganar una carrera en el PSOE no hace falta comprar la voluntad de un alcalde a un precio tan casposo".

Beamonte también extendió las sospechas sobre la plataforma logística al papel desempeñado por el Gobierno de Aragón, que apoyó el proyecto desde su génesis y se comprometió a participar en la sociedad urbanística que asumirá su urbanización. "La DGA sale ahora corriendo. No nos sorprende, porque la mancha de la duda se extiende cada vez más. Hace falta que la sociedad sepa a qué se dedican algunos cargos del Gobierno de Aragón, porque no todo vale en política", afirmó en alusión a altos cargos de la Consejería de Obras Públicas, aunque no quiso aclarar quiénes.

Por su parte, la portavoz del PP en Mallén, Marta Pardo, anunció ayer que ha puesto el caso en manos de sus abogados con la intención de determinar si existe algún tipo de ilegalidad. "Mi obligación como concejal y vecina de Mallén es que nadie ni nada, aprovechándose de su cargo o de sus relaciones, haga de mi municipio su negocio o finca particular", subrayó.

A su juicio, la creación de sociedades y el pago de comisiones "nada tienen que ver con el beneficio de los vecinos de Mallén". Y respondió al alcalde que sus manifestaciones en la asamblea del sábado, negando su implicación en la empresa Mallén 3.000 con la que pactó comisiones o la adjudicación a dedo de los suelos para Expocity, "no han sido refrendadas con ninguna prueba documental ni con ninguna alegación consistente".

La portavoz de la oposición también calificó de "inadmisibles" las alusiones de Lambán a los fusilamientos. "No ha sabido estar a la altura de las circunstancias. Siendo presidente de la DPZ y secretario provincial del PSOE, en sus declaraciones debe exigírsele un respeto hacia los ciudadanos, cosa que el sábado no hizo en ningún momento", concluyó.

Etiquetas