Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CRISIS FINANCIERA

El recorte de las ayudas aboca a varias asociaciones sociales al cierre

La DGA ha reducido hasta un 30% las subvenciones a estos organismos, que en 2011 suprimirán parte de sus proyectos.

Un grupo de Azajer, durante una sesión de terapia.
El recorte de las ayudas aboca a varias asociaciones sociales al cierre
OLIVER DUCH

Trescientos aragoneses luchan desde hace meses por abandonar su adicción al juego y, ahora, cuando han conseguido separarse de las tragaperras o pasar las navidades sin comprar un décimo de lotería ven como la tijera administrativa amenaza con hacer trizas su esfuerzo. El futuro de la Asociación Aragonesa de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Azajer) peligra por falta de fondos públicos y esto es solo la punta del iceberg. El recorte de hasta un 30% de las subvenciones de la DGA abocará a algunas asociaciones y oenegés al cierre durante 2011 y obligará al resto a prescindir de buena parte de sus programas.

Los mensajes de S. O. S llegan desde los que trabajan por la asistencia y reinserción de las drogas (Proyecto Hombre), los que luchan por la prevención de enfermedades (Omsida), pasando por los que buscan apoyo económico para las familias con partos múltiples. Todos subsistían hasta ahora prácticamente de ayudas públicas y han visto como sus presupuestos para 2011 han bajado entre un 15% y un 31%. Lo mismo les ocurre a los programas dedicados a la promoción de la salud (con casi medio millón de euros menos) o la prevención del tabaquismo.

La educación tampoco se libra de la caída de subvenciones y las asociaciones ligadas a este sector volverán a agujerear sus ya apretados cinturones. Las federaciones de padres, por ejemplo, recibirán en 2011 la mitad de dinero que el año pasado. De este modo, se quedarán con 22.000, frente a los 42.000 que había presupuestados el ejercicio anterior y los 60.000 que ingresaron hace dos.

Las medidas de ajuste harán desaparecer, además, el plan integral de apoyo a la familia que en 2009 tenía consignados 10.000 euros, las subvenciones a las asociaciones de inmigrantes (108.109 euros) y las del programa de refuerzo y acogida (106.605 euros), entre otros. Precisamente, las ayudas a programas de integración social para los inmigrantes han registrado una caída de más de un 30%.

La oposición ha denunciado en el Parlamento aragonés que todos estos recortes ponen en jaque el entramado social de la Comunidad. Sin embargo, la DGA insiste en que lo que han hecho las administraciones es priorizar la atención a los más necesitados, algo que los últimos datos de Cáritas ponen en evidencia y dibujan un panorama complicado para 2011. La división de Zaragoza de este organismo de la iglesia denunció la pasada semana que los servicios sociales de la capital aragonesa tardan hasta seis meses en atender las ayudas urgentes. Estas se destinan a aquellas personas sin recursos que han perdido el trabajo.

El año comenzará además, con otras 5.500 personas en lista de espera para acceder a a la atención domiciliaria, debido a que el Ayuntamiento de Zaragoza no se ha gastado 819.000 euros de los casi 14,5 millones destinados a prestaciones de este tipo.

Etiquetas