Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

turismo

El puente del esquí empieza con sol y algunas colas debido a la gran afluencia

Hubo aglomeraciones en las taquillas a primera hora y casi todos los párquines se llenaronLas estaciones esperan que hoy acudan de nuevo miles de esquiadores a las pistas.

Un grupo de esquiadores se sube a una de las sillas de Formigal, estación que tuvo gran afluencia de público.
El puente del esquí empieza con sol y algunas colas debido a la gran afluencia
JAVIER BLASCO

Huesca. Sol y bajas temperaturas que permitieron mantener la nieve en las mejores condiciones. Se trata de una combinación perfecta para los amantes de esquí y que no quisieron perderse ayer los miles y miles de aficionados que llegaron a las siete estaciones de Aragón. Los párquines estuvieron llenos, aunque sin colapsarse, y hubo algunas colas a primera hora de la mañana en las taquillas y en los remontes de acceso, pero los responsables aseguraron que fue un día "excepcional" y que los deportistas pudieron esquiar "mucho y bien". Hoy esperan que se repita la gran afluencia de público ya que, insisten, "el tiempo respetará".

La salida del sol disipó todas las dudas. Las previsiones meteorológicas habían mejorado conforme se acercaba el gran puente de arranque de la temporada de esquí, pero los responsables de las estaciones y los dueños de los hoteles temían que las alertas por frío y la nieve caída durante la semana en media España pudiera amedrentar a los turistas. Pero los 228 kilómetros que presentaban los cinco centros altoaragoneses, la calidad polvo de la nieve que cubría las laderas y el sol que brillaba en el cielo desde primera hora pudieron mucho más, y los aficionados llenaron las pistas, aunque sin aglomeraciones.

"La afluencia ha sido buena y la estación estaba extraordinaria. Daba la sensación de que no estaba tan llena como otras veces, pero es que este año está abierta al cien por cien y la gente se ha repartido", relató Jorge Navarro, responsable de Comunicación de Candanchú. "El parquin estaba lleno", añadió. También lo estuvo en la vecina Astún, donde los coches, después de llenarse las dos explanadas de aparcamientos comenzaron a estacionar a lo largo de la carretera llegando casi hasta la frontera (a 3 kilómetros). "Está muy animado, a tope", describió Andrés Pita, director comercial del centro.

En estos dos establecimientos del valle del Aragón, igual que en los tres de Aramón (Formigal, Panticosa y Cerler) se formaron colas a primeras horas en las taquillas. "Algunos recogían todavía el pase de temporada, otros el de los cinco días del puente, contratar clases, mirar los alquileres?", relató Gabriel Mur, director de la estación ribagorzana, quien describió que en el centro brilló "un sol radiante" todo el día, "las condiciones de la nieve eran buenísimas" y la llegada fue escalonada por lo que no hubo problemas en la carretera de acceso.

"La afluencia ha sido buena, lo habitual en el inicio del puente", constató Antonio Gericó, director de Formigal, quien hizo hincapié en el sol, las temperaturas bajo cero que permitieron mantener la nieve y a la calidad de la misma. "Empezar así este fin de semana largo es importantísimo. Ahora a ver si el tiempo sigue respetando y deja esquiar porque la estación está muy muy bien", insistió.

Y a pocos kilómetros, en Panticosa, la situación se repetía. "La afluencia ha sido buena y mañana esperamos que siga igual", dijo Roberto Morales, director del centro. Además, afirmó que la afluencia no solo se vivió en las pistas sino que toda la población se veía muy animada en estos primeros días de la temporada.

228 kilómetros

Los representantes de los cinco centros de esquí aseguraron que la previsión meteorológica para hoy no es "mala", por lo que esperan que sean otra vez miles y miles los esquiadores que se acerquen a disfrutar de las pistas de esquí. El parte de nieve será similar al de ayer y entre los cinco sumarán 228 kilómetros, con espesores que alcanzan los 130 centímetros. Formigal con 80 kilómetros es la que más pistas abre al público. Le sigue la estación del valle de Benasque, que pondrá en funcionamiento unos 50. Candanchú volverá a abrir al cien por cien, con sus 39,5 kilómetros y Panticosa ha habilitado 30. Astún sigue con 28,5, aunque confía en obtener a lo largo del puente los permisos administrativos que le faltan (la prueba de carga se realizó el viernes) para estrenar la silla de Truchas y abrir al completo, con sus 40 kilómetros.

Etiquetas