Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

RELACIÓN ENTRE ARAGÓN Y ESPAÑA

El PSOE vota en contra del PAR y se queda solo al defender los acuerdos de la bilateral

Los aragonesistas y la oposición sacan adelante un acuerdo sobre los incumplimientos del Estado.

El PSOE y el PAR volvieron a escenificar ayer en las Cortes sus discrepancias sobre cómo deben ser las relaciones entre Aragón y el Estado. Los socialistas se desmarcaron de sus socios y votaron en contra de dos proposiciones no de ley presentadas por los aragonesistas para constatar "el incumplimiento" de los acuerdos adoptados en la última comisión bilateral -la de noviembre del año pasado-. Eso les llevó a quedarse solos y perder la votación, ya que los grupos de la oposición sí apoyaron ambas iniciativas.

La primera de ellas instaba a la DGA a dirigirse al Gobierno central para que cumpliera su compromiso de ceder a Aragón la ejecución de obras de interés general. La segunda, muy similar, pedía la creación de un grupo de trabajo permanente sobre las inversiones en infraestructuras que el Estado debe hacer en la Comunidad.

En su intervención, el portavoz del PAR, Javier Allué, explicó que el objetivo de su grupo al presentar estas proposiciones era "tener un poco más de fuerza" en la reivindicación de unos derechos recogidos en el Estatuto de Autonomía. En este sentido, Allué deseó que ambas salieran adelante "por unanimidad", pero el portavoz del PSOE, Jesús Miguel Franco, dejó muy claro desde el principio que los socialistas aragoneses no estaban dispuestos a posicionarse en contra de un gobierno de su mismo color.

Franco justificó su negativa a reconocer el incumplimiento de los acuerdos adoptados en la bilateral argumentando que eran "políticos, no jurídicos", y que por tanto la forma de reclamarlos debe ser el consenso, no la confrontación. También recordó el actual contexto de crisis económica y sostuvo que los pactos alcanzados podrán ejecutarse "en un momento más oportuno".

Constatado el cisma entre los socios, la oposición no perdió la oportunidad de hurgar en la herida. El diputado popular Antonio Torres calificó la votación de "sainete" y de "despropósito". "Una parte del Gobierno reclama a otra por incumplimiento de acuerdos", recordó. Por su parte, el representante de CHA, Bizén Fuster, destacó que, con su voto, el PSOE había "desautorizado" al vicepresidente de la DGA, José Ángel Biel, quien ha enviado dos cartas al Estado para denunciar los incumplimientos de la bilateral.

En una comparecencia anterior, la consejera de Presidencia, Eva Almunia, calificó de "razona- blemente buenas" las relaciones Aragón-Estado. Para demostrarlo, Almunia citó el AVE, la Expo y los convenios sobre depuración.

Etiquetas