Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PARTIDO SOCIALISTA

El PSOE planea que Iglesias sea senador autonómico tras las elecciones de mayo

El hasta ahora presidente sucedería a José María Mur en ese puesto.

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, en en la sede de su partido tras la reunión de la Ejecutiva del pasado lunes.
El PSOE planea que Iglesias sea senador autonómico tras las elecciones de mayo
M. H. DE LEóN/EFE

El PSOE ya ha encontrado ubicación institucional para Marcelino Iglesias cuando deje la presidencia de Aragón. Fuentes socialistas han confirmado la intención del partido de que Iglesias ocupe el puesto de senador autonómico por Aragón que corresponde al PSOE. El relevo se hará tras las elecciones del 22 de mayo. El hasta ahora presidente aragonés sucederá en el puesto al ex presidente del PAR, José María Mur, quien fruto del pacto de legislatura entre socialistas y aragonesistas ocupa esa plaza desde las elecciones de 2003. Hace ya unos dos años que Mur anunció su intención de no repetir.

La decisión de situar a Iglesias en el Senado está directamente relacionada con su actual puesto en la dirección federal. De hecho, se empezó a barajar ya al poco de ser nombrado secretario de Organización. Consideran que el número tres de la dirección federal ha de tener algún tipo de presencia institucional, así que una vez que deje la Presidencia de Aragón, la salida más factible y útil para el partido es el Senado. Ahí desempeñará un papel principal y durante lo que reste hasta las elecciones generales será el contrapeso del portavoz del PP en esa Cámara, Pío García Escudero, en los principales debates.

La decisión de que el secretario de Organización sea senador autonómico no es precisamente una innovación en el PSOE. La antecesora de Iglesias, Leire Pajín, ya ocupó también la misma plaza, en su caso dentro del cupo del Parlamento valenciano. Hay que decir que además de darle un altavoz más a ese cargo del partido, también se soluciona de esta manera una parte de su sueldo.

Los socialistas hacen una salvedad a su proyecto de llevar a Iglesias a la Cámara Alta y es la posibilidad de que, en caso de ganar las elecciones en Aragón, sus futuros socios (ya sea el PAR o CHA e IU, en el caso de que optasen por un tripartito) pidan incluir ese cargo en el pacto del Gobierno. En cualquier caso, los socialistas consideran que esta vez para ellos sí es una prioridad el puesto de senador autonómico, mientras que estas dos últimas legislaturas consideraban más importante la presidencia de las Cortes (la otra pieza institucional que puede entrar en negociación en caso de que haya opciones de gobierno).

Junto al senador designado por el PSOE habrá también una plaza para el PP ya que las Cortes de Aragón tienen derecho a enviar a dos senadores a la Cámara Alta y son para los partidos mayoritarios. Durante esta legislatura, ese puesto lo ocupa Gustavo Alcalde.

La llegada de Iglesias al Senado podría además alentar uno de los rumores que había hasta que fue nombrado secretario de Organización, que es que el dirigente aragonés aspiraba a ser presidente de la Cámara Alta. Esta posibilidad estaría por un lado más cerca (sería factible al ser senador y un referente claro dentro del PSOE), pero también se complica, una vez que no es viable que un partido proponga para ese puesto a una persona de su dirección. Además, no será fácil que ese puesto recaiga en el PSOE a partir de 2012.

No irá en listas autonómicas

Pero hay una consecuencia con más implicaciones dentro del PSOE aragonés. Aunque lo habían negado de forma reiterada, según reconocen ahora algunas fuentes, los socialistas habían planificado que Iglesias sí concurriese a las elecciones autonómicas, para dar soporte a Eva Almunia en las urnas. La candidata a la DGA iría por Zaragoza, e Iglesias por Huesca, que es su provincia de origen.

Este plan preelectoral, como muchos otros que tenía previsto el PSOE aragonés, tuvo que replantearse en cuanto se confirmó el nombramiento de Marcelino Iglesias como secretario de Organización. En este sentido, no se contempla la posibilidad de que Iglesias pueda compatibilizar ese puesto clave en el escenario nacional con liderar una lista a un parlamento autonómico. Además, en caso de concurrir a los comicios de mayo de 2011, sería complicado que dimitiese en las Cortes de forma inmediata, lo que dificultaría el ejercicio de sus nuevas tareas.

Etiquetas