Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DGA

El programa de gobierno a medias y sin proyecto nuevo

El Ejecutivo afirma que más del 90% de los compromisos adquiridos en 2007 estarán acabados el año que viene, pero la oposición asegura que no se llegará al 50%.

Hay disparidad de criterios sobre las cifras. El Ejecutivo PSOE-PAR afirma que acabará la legislatura cumpliendo más del 90% de los compromisos adquiridos en el discurso de investidura de Marcelino Iglesias en julio de 2007, pero los tres grupos de la oposición, PP, CHA e IU, insisten en que desde casi dos años la gestión política e institucional es nula. Es más, afirman que no se han presentado apenas proyectos nuevos y que el grado de cumplimiento no superará el 50%. Hay excepciones, como la Ley de Lenguas por citar un ejemplo (eso sin posibilidad de ponerla en marcha porque carece de fondos y de desarrollo legislativo), pero en los asuntos clave, las dudas son más que razonables.

De hecho, desde mediados del pasado año, el Gobierno de coalición no ha presentado en las Cortes ni un solo proyecto nuevo ni de futuro. La cuestión es peor si hablamos de planes ya anunciados como Gran Scala, el desarrollo de energías renovables, el acuerdo sobre la deuda tributaria, la modernización de la red regional de ferrocarriles, la apertura de las comunicaciones con Francia, la apuesta en marcha del plan regional de carreteras, la construcción de viviendas de alquiler asequibles para jóvenes y mayores (con una empresa pública que está sin crear) o el transporte intermodal con la red de cercanías.

La lista es muy larga, pese a que el Gobierno autonómico puede argumentar que los cien compromisos de gobierno de 2007 (más bien de intenciones) están en marcha, en mayor o en menor grado. Y es verdad. Pero también es cierto que llevamos dos años bloqueados y paralizados en todo lo que afecta a decisiones políticas.

Por citar algunos ejemplos: el PAR no ha reaccionado ante el recorte de las inversiones estatales para 2009 y 2010, el pésimo pacto sobre la financiación autonómica, el lesivo acuerdo de las mermas tributarias o los intentos de trasvase del Ebro a Barcelona. Eso le ha permitido al PSOE, según la oposición, manejar la situación en Aragón a su conveniencia, aprovechándose de los problemas del PP y preparando el relevo generacional que los demás partidos todavía no han puesto en marcha, salvo CHA e IU que ya lo hicieron la legislatura pasada.

Se quedan sin citar un alto número de proyectos legislativos, de equipamientos, de infraestructuras, de prestaciones sociales, de mejoras sanitarias en todos los sentidos, de inversiones en la Universidad, de mejorar los fondos de I+D+I, de potenciar todo el sector de la cultura y de recuperar peso político en el conjunto de España. Por cierto, el recorte de inversiones en la Universidad es uno de los mayores de toda España.

Etiquetas