Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AÑO JACOBEO

El Príncipe abre en Jaca "una de las grandes puertas del Camino de Santiago"

Es la primera vez que Aragón comparte protagonismo con Roncesvalles en la apertura del Año Santo Compostelano. El presidente Marcelino Iglesias interpretó su visita y participación en el acto como un apoyo al tramo aragonés.

Los Príncipes de Asturias inauguraron ayer el Año Santo Compostelano con un acto litúrgico en la catedral de Jaca, que desprendió una intensa luminosidad al abrir su puerta principal, como símbolo de la luz que guía al peregrino. Don Felipe de Borbón resaltó que Jaca "es una de las grandes puertas del Camino de Santiago, abiertas siempre a todos". Por ello, Su Alteza estimó que la ciudad presenta "uno de los marcos idóneos para celebrar el inicio del Año Jacobeo 2010 junto con Roncesvalles".

 

Es la primera vez que la capital jacetana compartía protagonismo en la apertura del periodo jubilar con la localidad navarra, donde por la mañana se organizaron actos en la Colegiata. En Jaca, Su Alteza agradeció la "hospitalidad" que les brindaron los jaqueses para celebrar la inauguración. Todas sus palabras se escucharon en el interior de la catedral que a las 17.00 se abrió para recibirles con notas del himno de España tocadas al órgano. Pero antes de entrar, esa hospitalidad se notó en la calle donde cientos de vecinos se agolparon para aclamar a los Príncipes y estrechar su mano.

 

Don Felipe de Borbón resaltó la importancia del Camino de Santiago, al que en 2004 entregó el Premio Príncipe de Asturias. Al final de su intervención, animó a "seguir atesorando este Camino de diálogo y de conocimiento inagotables, es un maravilloso regalo para la Historia, para España y para los ciudadanos de todo el mundo".

Su participación en la celebración vespertina de Jaca se ha entendido en Aragón como un apoyo al tramo que recorre el territorio. De hecho, el presidente, Marcelino Iglesias, resaltó en su intervención, con la que dio la bienvenida a los Príncipes, que con este acto se reconocía el valor cultural de Jaca. Además, insistió en que el propio patrimonio cultural permite "reafirmar el protagonismo" de Aragón en la ruta a Santiago de Compostela.

 

Por otro lado, Iglesias recalcó que el camino aragonés "es una puerta de entrada al caminante". "Somos encrucijada, lugar de encuentro para un mundo que necesita líneas de entendimiento, de cooperación, que Aragón puede y debe ayudar a construir".

 

Don Felipe y doña Letizia llegaron a Jaca acompañados por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y los presidentes autonómicos de cuatro de las ocho Comunidades por las que pasa en Camino. Participaron el presidente de Navarra, Miguel Sanz; el de Galicia, Alberto Núñez Feijoo; y el de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; aunque no intervinieron en el acto a diferencia del de Roncesvalles. Los presidentes Juan Vicente Herrera (Castilla y León) y Pedro Sanz (La Rioja), que sí estuvieron en Roncesvalles, excusaron su presencia en Jaca por tener que viajar a Bruselas. Tampoco estuvo el presidente del País Vasco, Patxi López. Sí asistieron las principales autoridades aragonesas, entre ellas el presidente de las Cortes, Francisco Pina; el delegado del Gobierno, Javier Fernández; la consejera de Cultura, María Victoria Broto; y el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente.

 

El arzobispo de Oviedo y administrador apostólico de Huesca y Jaca, Jesús Sanz, participó en el acto litúrgico de Jaca que se centró en la bendición del peregrino. Después, los Príncipes de Asturias inauguraron el Museo Diocesano de Jaca, que se abrirá definitivamente al público el 1 de marzo después de siete años de obras.

 

En el recorrido se detuvieron en el refectorio, las capillas claustrales y la sala Bagüés, por la que el Príncipe se mostró muy interesado, según explicó después la directora del espacio expositivo, Belén Luque. Don Felipe y doña Letizia estrenaron con su firma el libro de honor, adornado con la concha de Santiago por el artista local Juan Topete. Allí escribieron que estaban "muy contentos de visitar el museo y de la celebración del Año Jacobeo en Jaca". Según la Casa Real, aunque el Príncipe ya recorrió un tramo con las Infantas antes de casarse, por ahora no se animan a abrir el Camino de Santiago.

Etiquetas