Despliega el menú
Aragón

ZARAGOZA/HUESCA/TERUEL

El primer aragonés del año nació solo dos minutos después de las uvas

Gabriel Tena Lacasa mantuvo el suspense durante varias horas. Después de anunciar que iba a nacer antes de lo previsto (su madre salía de cuentas el 12 de enero), estuvo unos minutos decidiendo si sería uno de los últimos del 2008 o de los primeros del 2009. Finalmente, eligió la segunda opción, logrando podio entre los más rápidos de España. En concreto, fue el tercero en nacer y el primer chico. Se le adelantaron Laia y Nora, dos pequeñas alumbradas en el minuto uno en Barcelona y Cuenca, respectivamente.

En lo que sí que consiguió el oro fue entre los más madrugadores de Aragón. "Ayer (por el día 31), sobre las 16.00, estábamos brindando en casa y rompí aguas", explicó su madre, Beatriz Lacasa. Sobre las 22.00, bajaban a la zona de paritorios de la Clínica Quirón de Zaragoza. El orgulloso papá, Elías Tena, recordaba que pensaron que nacería en 2008. "El médico nos aseguró que llegaría enseguida, pero cuando quedaba poco para las doce, Gabriel se quedó como encajado. Oímos desde aquí las campanadas y la fiesta, y al poco llegó él", explicó. Lo hizo a las 00.02, con un peso de 3,020 kilos y 49 centímetros.

En Zaragoza, otro de los primeros en nacer fue Álex Peña. Lo hizo a las 3.30 en el Clínico y pesó 3,570 kilos.

Eran casi las 8.00 de la mañana cuando nació Álvaro Pérez Omiste, en el hospital San Jorge de Huesca. Pesó 3.540 kilos y midió 50 centímetros. "Ha sido un parto rápido y fácil para ser mi primer hijo", dijo su madre, Teresa Omiste Sanvicente. Por la mañana ya había sentido ciertas molestias por lo que acudió al hospital, "pero me dijeron que aún estaba verde". Aún así, prefirió no ir a la cena familiar y quedarse tranquila en casa con su marido, Álvaro Pérez Bolea, "Nos tomamos las uvas y al rato rompí aguas. Fuimos otra vez al hospital y ya fue todo rodado. Entre las 2.30 y las 8.00 ocurrió todo. Ha sido muy bonito y emocionante". El padre estuvo en el paritorio y dice que fue un momento precioso y "el parto fue menos traumático de lo que me esperaba. Ha ido todo muy bien y estamos felices".

Además, Álvaro ha visto cumplido su deseo de que fuera chico. "Desde que me quedé embarazada le llamábamos Alvarito. A veces decíamos, como sea chica... ¡tendrá que ser Alvarita! Pero al cuarto mes nos confirmaron que era niño", cuenta Teresa. El pequeño es además del primer hijo de la pareja, el primer nieto para unos y otros abuelos, el primer sobrino, sobrino nieto... "Un niño muy esperado".

Un poco menos madrugadora fue Lucía Rodríguez Pérez, el primer bebé que nació en Teruel. Lo hizo a las 13.25 en el hospital Obispo Polanco, pesó 2,925 kilos y es la primera hija de Victoria y Juan Manuel. Los padres, que viven en Villastar, relataron que el parto fue normal. La madre empezó a tener contracciones sobre las 20.00, pero aún tuvieron tiempo de tomarse las uvas y jugar al parchís, hasta que a las dos de la madrugada decidieron acudir al hospital.

Ayer tarde, la pequeña dormía tranquilamente en el nido hasta que sus padres la cogieron en brazos para mostrarla a los fotógrafos y cámaras, algo que provocó su llanto. No obstante, Victoria y Juan Manuel -ella empleada de banca y el, de una empresa de escayolas- explicaron que, salvo este episodio, Lucía "duerme sin problemas y se porta muy bien".

Etiquetas