Aragón
Suscríbete

TRÁFICO

El plan de carreteras de la DGA renovará la señalización en 2.500 kilómetros

Mejorará otros 840 de barreras y la pintura de 7.200 kilómetros de la red secundaria. Un informe dice que las vías aragoneses son la peor indicadas.

En algunas calzadas hay gravilla y baches sin señalizar
El plan de carreteras de la DGA renovará la señalización en 2.500 kilómetros

La señalización de las carreteras secundarias de Aragón suspende. Y lo hace con la peor nota de todo el país: un 4,7. Así lo dice el último informe de la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial), publicado por este diario. Sin embargo, esta valoración de los conductores aragoneses variará en un plazo inferior a tres años gracias al ambicioso plan de carreteras del Gobierno de Aragón, bautizado como plan Red. Según fuentes del Departamento de Obras Públicas, este programa permitirá renovar la señalización vertical -la que se encuentra en peor estado en la red secundaria aragonesa según dicho informe- en los cerca de 2.500 kilómetros en los que se se va a actuar.

No en vano, casi la mitad de los conductores consultados en Aragón denuncia que hay demasiadas señales deterioradas o abandonadas, lo que dificulta su visibilidad (ver imágenes). La normativa actual dice que las marcas viales solo pueden tener una vida de diez años y, por eso, obliga a las empresas a indicar la fecha de fabricación en el reverso. No obstante, muchas de las que se encuentran distribuidas por toda la Comunidad superan los 20 años.

Un tercio de los conductores creen asimismo que sigue habiendo indicaciones equivocadas, mal puestas o contradictorias en nuestra red viaria, lo que sin duda, incide en la siniestralidad de esas carreteras. Con el plan Red, se supone que todas estas deficiencias serán solventadas en un plazo de dos años y medio (el tiempo que marca el contrato para acometer las obras).

Además, en ese mismo periodo también se mejorarán las barreras de seguridad vial, las que se encuentran en los arcenes de las carreteras, a lo largo de 840 kilómetros de vías. Hay que recordar que muchas de las carreteras secundarias ni siquiera cuentan con estos sistemas de seguridad vial. Pero habrá más. Este millonario plan (aún está pendiente de que se pueda hacer tal y como está planificado) también mejorará la pintura de 7.200 kilómetros. Es decir, se marcarán las líneas de los arcenes y las de separación de los carriles, que actualmente son inexistentes en muchas carreteras de la red secundaria. No obstante, fuentes del Ejecutivo autonómico especificaron que, además de las zonas previstas en este proyecto, a través del presupuesto ordinario de la DGA también se mejorará anualmente la señalización del resto de vías.

El estudio, patrocinado por la Confederación Nacional de Autoescuelas y Seguros Zurich, se basa en sondeos realizados entre conductores experimentados (el 68% tiene más de diez años de carné y el 64% conduce todos los días) a los que se les ha preguntado únicamente por la señalización horizontal y vertical. La nota que otorgan es de un 4,7, aunque la media española no pasa del 5,3. Solo las carreteras locales de Baleares consiguen una puntuación del 6,9. Y la razón para dar un suspenso a Aragón reside fundamentalmente en la falta de señalización.

El 45% de la red autonómica

El plan Red permitirá, al menos, mejorar las señales e incluso colocarlas en el 45% del conjunto de la red autonómica y en las carreteras por donde circula el 75% del tráfico de la Comunidad. En concreto, los trabajos se van a desarrollar a lo largo de 893 kilómetros de la provincia de Zaragoza; 895,4 de Huesca y 655,6 en la provincia de Teruel. El programa se divide en ocho sectores y se contratará por el sistema de concesión por obra pública por un plazo total de 38 años. En general, las actuaciones se centrarán en el acondicionamiento integral de 775 kilómetros, la mejora del firme y la seguridad vial en 1.669 kilómetros, la construcción de una serie de sistemas de ayuda a la explotación (estaciones de toma de datos, paneles de mensajería variable, estaciones meteorológicas...) y de un centro de explotación en cada una de las zonas.

En una primera fase, entre los años 2011 y 2013, las inversiones previstas alcanzan los 638,6 millones de euros. En la segunda fase, entre los años 2012 y 2048, las inversiones tendrán que ver con el mantenimiento extraordinario y la conservación y mantenimiento ordinarios.

Etiquetas