Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PROPOSICIÓN DE LEY

El PAR marca distancias con el PSOE al presentar una ley de derechos históricos

El texto reivindica "la principalidad perdida dentro de España" junto a la identidad propia y los simbolos de los aragoneses.Biel resalta, a cinco meses de los comicios, las diferencias con los dos grandes partidos.

Colocación de una bandera en la plaza de Aragón de Zaragoza.
El PAR marca distancias con el PSOE al presentar una ley de derechos históricos
MONCíN

El PAR dio ayer un paso más en su gradual distanciamiento de su socio de gobierno, el PSOE. Un paso previsto, que forma parte de una estrategia diseñada para los próximos meses ante la situación de bloqueo de claves como la de la bilateralidad, en la que se ha implicado personalmente el vicepresidente aragonés y líder del PAR, José Ángel Biel, y ante la proximidad de las elecciones.

Los aragonesistas presentaron ayer en las Cortes una proposición de ley de actualización de los derechos históricos de Aragón. No fue una presentación cualquiera y para demostrarlo fueron el propio José Ángel Biel junto al portavoz parlamentario, Javier Allué, quienes comparecieron. La iniciativa fue anunciada hace 15 días en una conferencia ofrecida por Biel en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de Madrid, tal y como recogió HERALDO.

El PAR pretende con esta ley que Aragón recupere "la principalidad perdida dentro de España" y para ello se apuesta por reafirmar la identidad aragonesa, el origen foral de la Comunidad y su participación en el proceso de constitución de España y de la monarquía hispánica.

"No nos salimos del marco de la Constitución de 1978", aseguró el líder del PAR. De hecho, su disposición adicional primera dice que "la Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales". Y es algo que permite el vigente Estatuto de autonomía. Preguntado sobre si esta iniciativa contempla la posibilidad de alcanzar un concierto económico con el Estado al estilo del que gozan el País Vasco y Navarra, y que también exige el que previsiblemente será nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, José Ángel Biel destacó que en el artículo 108 del Estatuto de autonomía aragonés "cabe lo que se quiera poner". En cualquier caso, dijo que "más allá del concierto económico", es "bueno" que se plasme en una ley.

"No es volver al pasado"

Biel indicó que con esta proposición de ley "no se trata de volver al pasado", pero recordó que otras comunidades interpretan la Historia de otra forma y en ese sentido remarcó que se prevé la creación de la Academia Aragonesa de la Historia, que sería la primera propia de una comunidad autónoma.

El texto consta de 20 artículos distribuidos en cuatro títulos y cuatro disposiciones finales. Su contenido político queda evidente en lo extenso de su preámbulo. La primera parte se refiere a la condición de nacionalidad histórica y a los derechos históricos, en los que se incluye la identidad institucional y jurídica como reino fundador de la monarquía hispánica, los principios jurídicos y de gobierno, la autonomía para definir las condiciones de vida civil y social en su ordenamiento y el respeto y defensa de los símbolos. Se define además la condición política de los aragoneses y su territorio.

La proposición enumera asimismo las instituciones históricas entre las que se incluyen el Rey, el Príncipe de Gerona y otras como el Consejo de Aragón, la Audiencia o el Maestre Racional, deteniéndose en las instituciones ya recogidas en el Estatuto. Se define también el Derecho foral como "denominación tradicional del Derecho aragonés" y por último, se aborda el patrimonio inmaterial de Aragón, que se concreta en "la cultura jurídica y política histórica".

El portavoz del PAR, Javier Allué, señaló que, dado el calendario parlamentario, sería posible aprobar esta ley en el primer pleno que se celebre en febrero. Los aragonesistas se disponen además a presentar en solitario otras iniciativas legislativas como la Ley de Capitalidad y otra sobre aguas y ríos. En el próximo pleno ya se va a debatir la elección de consejeros comarcales y la sustitución de las diputaciones provinciales por corporaciones comarcales. Que prosperen todas estas iniciativas depende de alcanzar un acuerdo con los socialistas.

El propio Biel destacó ayer las diferencias con los partidos mayoritarios, tanto el PSOE como el PP. El líder del PAR concluyó la rueda de prensa diciendo que "somos unos románticos al fin y al cabo".

Etiquetas