Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SALUD

El número de mujeres que quieren dejar de fumar se dispara en Zaragoza y Huesca

El consumo de tabaco entre los dos sexos se ha igualado en los últimos años.

Los hábitos de consumo han cambiado. Desde hace muchos años el fumar ya no es cosa de hombres, pero lo más llamativo es que las mujeres ya han conseguido igualar e incluso superar en algunos casos al sexo masculino en esta estadística. Pero este incremento se ha traducido en otra realidad: las atenciones de mujeres en las consultas de deshabituación tabáquica se han disparado, especialmente, en Zaragoza y Huesca.

Y las cifras así lo demuestran. En el conjunto de Aragón, en 2009, se llevaron a cabo 3.170 consultas de ayuda para dejar de fumar. El 60% de los pacientes que acuden a estas consultas en la capital aragonesa son mujeres, mientras que un 40% son hombres. En Huesca incluso el porcentaje es un poco mayor: el 64% son mujeres frente al 36% de hombres. Teruel es la única provincia donde la proporción se mantiene prácticamente similar.

Ante estos datos, la presidenta de la Asociación para la Prevención del Tabaquismo en Aragón (APTA), Pilar Cascán, explica que es llamativo el incremento de atenciones, pero considera especialmente preocupante el aumento de patologías relacionadas con el consumo de tabaco en las mujeres. "Sobre todo, el cáncer de pulmón y por Epoc -Enfermedad Obstructiva Crónica", precisó la especialista. "Acuden cuando le ven las orejas al lobo", añadió.

También la maternidad supone otro punto de inflexión en las mujeres para dar el salto definitivo y dejar a un lado la nicotina. Están científicamente demostradas las consecuencias negativas que el tabaco puede originar en el feto. Sin embargo, el portavoz del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), Rodrigo Córdoba, hace hincapié en que el abandono tiene que ser total. "Muchas embarazadas creen que con fumar unos pocos menos cigarrillos es suficiente, pero el riesgo para el recién nacido es el mismo si no lo dejan totalmente", apuntó el especialista, que según su opinión la diferencia más significativa entre sexos se sitúa en los menores de 25 años (un 32% de hombres frente a un 23% de féminas). "De la adolescencia a los 25 años es donde el incremento de mujeres es mayor", precisó.

Y en los últimos meses son muchas las mujeres (en este caso también hombres) a las que la crisis les ha 'animado' a acudir a las consultas de deshabituación tabáquica para olvidarse de este vicio. Aunque los datos no se conocerán hasta final de año, la presidenta de APTA adelanta una primera impresión: "Fumar supone un desembolso económico importante y si fuman los dos...", concluyó Cascán.

Etiquetas