Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ACCIDENTES DE TRÁFICO

El número de motoristas muertos se dispara, pero disminuyen los heridos

Con el accidente mortal registrado el pasado domingo en Zaragoza, son ya seis los fallecidos en lo que va de año.

El último accidente mortal con un motorista como víctima se produjo el domingo en Zaragoza.
El número de motoristas muertos se dispara, pero disminuyen los heridos
OLIVER DUCH

Los meses de octubre y noviembre están resultando nefastos para los motoristas de la capital aragonesa. No en vano, en estos dos meses se han registrado tres víctimas mortales, la mitad de todas las que se contabilizan este año. Y 2009 lleva camino de terminar con el peor balance de la década. Porque aún queda todo un mes por delante y el número de motoristas fallecidos en el asfalto iguala ya al de 2003, el más trágico hasta ahora.

El motorista que perdió la vida el pasado domingo junto a la rotonda del puente del Tercer Milenio circulaba a unos 100 km/h, y perdió el control al chocar contra un bordillo. El impacto le hizo salir despedido a más de 50 metros y chocó en el aire con dos semáforos de la propia rotonda. Según pudo averiguar después la Policía Local, conducía pese a tener retirado el carné hasta diciembre de 2011 por una alcoholemia positiva (1,08 mg/l de aire).

No era además la primera vez que perdía el permiso. Ya lo había hecho en otras tres ocasiones: en 1999, un año y un día de suspensión; 2004, un año; y 2008, diez meses.

El accidente de La Almozara fue muy similar al registrado solo una semana antes detrás de la intermodal. Otro motorista ingresó entonces en estado crítico en el Hospital Miguel Servet tras chocar contra una valla y 'volar' 24 metros. Esta persona acababa de recuperar el carné, pero lo había tenido suspendido también en otras dos ocasiones.

Con el casco mal abrochado

El motorista accidentado el domingo llevaba el casco mal abrochado, por lo que este salió despedido cuando chocó contra la acera. No ocurrió lo mismo en el siniestro registrado unos días antes en la avenida de la Ciudad de Soria. De ahí que la víctima de este último, que quedó en estado crítico, logrará al final salvar la vida.

Según fuentes de la Policía Local, el uso del casco se ha generalizado entre los usuarios de ciclomotores y motocicletas de Zaragoza. De hecho, esta práctica esta contribuyendo a reducir el número de heridos. Porque aunque la cifra de fallecidos ha repuntado de forma considerable este año, los lesionados cada vez son menos. "Y este es el dato que debemos tener en cuenta, porque es el que marca las tendencias", asegura Manuel Solanas, intendente principal de Tráfico de la Policía Local de Zaragoza. Según las últimas estadísticas, los heridos graves se han reducido este año un 36% con respecto a 2009. También han sido menos los lesionados leves, con un recorte del 19%.

Etiquetas