Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DISPONDRÁ DE 300 CAMAS EN ZARAGOZA

El nuevo hospital militar se construirá en la margen izquierda

El nuevo hospital militar de Zaragoza, un proyecto en el que colaboran el Ministerio de Defensa y el Gobierno de Aragón, se construirá en la margen izquierda del Ebro de la capital aragonesa, en un terreno de alrededor de 200.000 metros cuadrados, dispondrá de 300 camas y estará totalmente digitalizado.

Así lo han señalado en rueda de prensa la consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, y el director del Hospital de la Defensa de Zaragoza, el general médico Julio César Rivera, tras firmar un protocolo de colaboración previo al proyecto de construcción del nuevo centro sanitario, una memoria que estará elaborada antes de finalizar este año.

La titularidad del hospital será del Ministerio de Defensa, que también es propietario de los terrenos donde se va a construir, aunque será gestionado como un recurso sanitario público para su utilización por los aragoneses, en concreto por los zaragozanos, ha explicado la consejera.

Para la elaboración de la memoria funcional o anteproyecto, en el que se definirán las necesidades sanitarias del centro, en función de aspectos demográficos, técnicos, de diagnóstico y de plantillas, se constituirá un grupo de trabajo mixto, integrado por tres personas del Ministerio y otras tantas del Departamento de Salud.

Según Noeno, es un proyecto importante para el Gobierno de Aragón, para Defensa y para el propio hospital, cuya colaboración es necesaria para el mejor desarrollo de los propios centros sanitarios que dependen del Ejecutivo autonómico.

Aunque según la consejera todavía es pronto para conocer la fecha en que estará en funcionamiento, el director del actual Hospital General de la Defensa de Zaragoza ha dicho que la primera piedra se pondrá en esta legislatura y la última en la siguiente.

El general médico Rivera ha agregado que el actual centro se encuentra en el último tercio de su vida media, al haber superado los 50 años, y necesitaba reformar sus infraestructuras, algo que se puede abordar, pero a instancias del Gobierno aragonés se ha valorado emprender una mayor colaboración.

Estrecha colaboración

La colaboración entre hospital militar y el Departamento de Salud se ha plasmado en un principio en la realización de pruebas diagnósticas y quirúrgicas, posteriormente en prestar sus instalaciones cuando otros hospitales, como el Miguel Servet o el Nuestra Señora de Gracia, estaban inmersos en reformas, y finalmente, desde hace dos años, tiene una población asignada de 35.000 habitantes de la zona sur de la capital aragonesa.

En concreto, durante 2009 el 63 por ciento de la actividad global del Militar fue para el Servicio Aragonés de Salud (SALUD).

Ahora, ha subrayado el general médico Rivera, se va a poner en marcha un "cuarto escalón", con la construcción de un hospital "mixto", que será un ejemplo para otras comunidades autónomas.

Se ubicará en un terreno de Defensa, de algo menos de 200.000 metros cuadrados, en la margen izquierda del Ebro, donde hay "cierta deficiencia" de camas hospitalarias debido al crecimiento de población experimentado en esa zona de la capital aragonesa en los últimos años, y estará junto a la Academia General Militar (AGM) y a dos autovías, lo que le conferirá una accesibilidad importante, ha agregado.

Será un hospital de "primera línea", moderno y digitalizado, estará bien dotado, con recursos y camas suficientes, en torno a 300, y tendrá helipuerto, aparcamiento y acceso directo a la AGM, ha informado el general médico.

Según Rivera su carácter será "singular" ya que al ser militar tendrá una "reserva logística" para casos de catástrofes y pruebas específicas de las revisiones que se efectúan a los militares, muchos de ellos en misiones en el extranjero.

La financiación del mismo y su funcionamiento, así como la plantilla de que dispondrá, todavía están sin definir, algo que se hará en la memoria funcional, ha agregado.

Noeno ha explicado que este nuevo hospital, junto con el Royo Villanova y la Mutua de Accidentes de Zaragoza (MAZ), dará cobertura a la margen izquierda del Ebro, donde viven 200.000 personas, y a pueblos cercanos, con población asignada.

En este primer paso de la colaboración entre Defensa y el Departamento de Salud se hará el anteproyecto, que estará listo antes de acabar 2010, y posteriormente se definirá el proyecto durante otro año.

El Ayuntamiento de Zaragoza tendrá que opinar en materia de urbanismo, ya que para las necesidades sanitarias no es preciso, ha agregado la consejera.

Etiquetas