Despliega el menú
Aragón

PARTIDOS/PP-ARAGÓN

El PP nacional da otro paso y ve en Rudi "una magnífica presidenta de Aragón"

Aunque la aragonesa había eludido hablar aún de las autonómicas, Génova hace su apuesta. Ana Mato asegura que Rosa Plantagenet y Eloy Suárez "encarnan la renovación del partido".

El PP nacional lo tiene claro: quiere acceder a la Presidencia del Gobierno de Aragón y considera a Luisa Fernanda Rudi como la mejor herramienta para conseguirlo. La responsable de Organización del PP nacional, Ana Mato, se congratuló ayer por el equipo formado por Rudi para la dirección regional y aseguró que, además de que "va a ser una magnífica presidenta del PP aragonés, también puede ser una magnífica presidenta de Aragón". Mato, que fue un paso más de lo que hasta ahora había ido Rudi (había evitado plantear el escenario de las autonómicas), aseguró que el PP "busca ilusionar a los aragoneses que reclaman un cambio en la política de la DGA y del Gobierno de Zapatero". Así, se mostró convencida de que puede haber "un cambio" en el Ejecutivo aragonés en 2011.

Mato elogió la figura de la ex alcaldesa. "Rudi ha demostrado siempre que está comprometida con Aragón y con España, con unos principios y valores muy claros y con una única prioridad, que es trabajar por las familias aragonesas". Por lo demás, consideró que el congreso regional que empieza hoy "ha generado mucha ilusión" y dijo no entender "que una comunidad tan rica como Aragón tenga esas cifras de paro y esos datos de frenazo en su desarrollo". La responsable de organización del PP nacional valoró también el equipo de Rudi y aseguró que tanto la nueva secretaria general, Rosa Plantagenet, como el nuevo portavoz en las Cortes, Eloy Suárez, "encarnan la renovación en el PP, que es siempre por adición".

La cúpula nacional del PP escenificará la apuesta por Rudi y por Aragón con una amplia representación en el congreso que arranca hoy. Además de Mato, asistirán la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, así como el presidente, Mariano Rajoy, que clausurará el cónclave.

Y aunque parecía que Rudi iba a mantener en secreto su equipo hasta el congreso, sorprendió ayer haciéndolo público. Tras desayunar con Plantagenet y comunicar a lo largo de la mañana por teléfono al resto de elegidos su cometido, la presidenta in pectore convocó una rueda de prensa. Había pleno en las Cortes y la mañana fue un continuo rumor. Llamadas de teléfono, mensajes de móvil… Los diputados populares estaban a todo, menos a la sesión. Aunque tanto a la nueva número dos, como al nuevo portavoz, curiosamente les tocó intervenir.

Como avanzó este periódico en su web, el "núcleo duro" de Rudi estará compuesto, además de por Plantagenet y Suárez, por los senadores Roberto Bermúdez de Castro (vicesecretario de acción territorial y electoral) y Manuel Blasco (vicesecretario de coordinación de política institucional), así como por los concejales de Zaragoza Modesto Lobón (vicesecretario de política sectorial) y Dolores Serrat (vicesecretaria a de estudios y programas). Todos ellos, personas "con una gran trayectoria política, capacidad y formación adecuada", cuya "principal ocupación", según dijo Rudi, "va a ser el partido".

La nueva secretaria general agradeció la confianza y manifestó que lo "más importante es la unidad" para ganar en 2011. Al igual que ella, el nuevo portavoz aseguró aceptar "gustoso" el cargo y asumirlo con "gran responsabilidad". Aunque Rudi manifestó que su objetivo es recobrar la unidad en la formación, la composición de la nueva Ejecutiva, que se reduce de 111 a 75 miembros, contenta a unos y deja fuera a otros.

¿Los perdedores? El sector de Gustavo Alcalde, que cede la presidencia del grupo parlamentario a Rudi, y Antonio Suárez, que hace lo propio con la portavocía y al que podría buscársele una salida si hay cambios en la Mesa, y el de Domingo Buesa, principal damnificado. Tanto Huesca como Teruel, que habían clamado insistentemente por la renovación, han logrado colocar a piezas clave: Bermúdez de Castro, Suárez y Blasco.

Además, la composición da pistas sobre la estructura provincial, que se decidirá a finales de diciembre. Blasco, que confirmó ayer que no optará a la reelección como presidente en Teruel y consideró "un placer" estar al lado de Rudi, adelantó que va a trabajar para que solo se presente una lista en la provincia, que actualmente acusa una fuerte división interna. Diversas fuentes apuntan a que el concejal de Teruel José Luis Fortea podría ser su relevo, aunque este aseguró ayer no tener ningún tipo de información al respecto.

También habrá cambios en Zaragoza. El alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte, hombre de confianza de Rudi, tiene pie y medio en la presidencia provincial, después de que esta castigara al sector de Buesa y colocara en la Regional a varios hombres de su círculo, como los concejales díscolos Sebastián Contín y José Manuel Cruz. La propia ausencia de Beamonte en el órgano regional (hasta ahora era vicesecretario) da pistas, ya que Rudi no quiere "duplicidades". Mientras, en Huesca Antonio Torres podría tener en principio, libertad para volver a optar al cargo.

Etiquetas