Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Redes Sociales

El móvil, causa de las primeras 'infidelidades cibernéticas'

El envío de mensajes de texto a amigos y conocidos del sexo opuesto suscitó celos entre las parejas hace más de diez años. Las redes sociales aumentan las relaciones y fomentan los 'cibercuernos'

Los sistemas de 'ligoteo' a través de las nuevas tecnologías se remontan a entre diez y quince años atrás. Él fenómeno comenzó a desatarse con el uso generalizado de la telefonía móvil y el envío de mensajes de texto o SMS. «El cambió fue significativo. Personas que dejaban el móvil encima de la mesa siempre y que después lo llevaban consigo a todas partes. Eso despertó recelo tanto en ellos como en ellas y llevó a muchísimos divorcios», afirma Javier Bellot, abogado especializado en derecho de familia.

El móvil ya no se usaba exclusivamente para llamar y recibir llamadas de la mujer, el marido y los hijos, sino para «contactar con amigos, conocidos o incluso desconocidos del sexo opuesto», explica. «Comenzó a establecerse una red de mensajería muy privada y una necesidad constante de no perder de vista el móvil. El riesgo a ser pillado era lo que más gustaba a mujeres y hombres", comenta la letrada Teresa Aparicio. Los papeles posteriores de divorcio, sin embargo, «no les agradaban tanto, sobre todo si había hijos que repartir».

Con Facebook y el resto de redes sociales las posibilidades de contacto con otras personas se multiplican, de la misma forma que aumenta el número de separaciones. «Permite acceder a viejas amistades, ex nocios, conocidos... Cuanta más exposición, más riesgo», apunta Bellot.

Sin embargo, aun teniendo acceso a internet en la mayoría de los hogares aragoneses, la Comunidad es una de las que menor número de rupturas familiares presentó en los nueve primeros meses de 2010, según se desprende de un estudio del Instituto de Política Familar (IPF). En total, 2.122 matrimonios aragoneses rompieron su relación. Aunque no se sepa con certeza, ya que desde que se modificó el Código Civil no hay que alegar la causa de divorcio ante el juez, todo hace pensar que en muchos de esos casos las redes sociales y los 'cibercuernos' tuvieron algo que ver.

Desde los primeros móviles de hace una década hasta los perfiles de Facebook o Twitter, pasando por el correo electrónico, los foros y los chats, el ser humano ha modificado su forma de relacionarse y de ligar. Se acabó ir a los bares, pues hasta para ligar se busca la comodidad y ahora está de moda hacerlo desde el sofá de casa.

Etiquetas