Despliega el menú
Aragón

SANIDAD-ARAGÓN

El mismo número de médicos que hace 7 años atiende a más población

La falta de profesionales en varias especialidades se agrava por el "abuso" de los servicios y la medicalización excesiva.

Analizar las causas que provocan que la asistencia sanitaria se vea sobrecargada o que falten médicos en algunas especialidades no es fácil porque depende de un cúmulo de factores. El Colegio de Médicos de Zaragoza (COMZ) intentó abordar ayer el problema, pocos días después de que viera la luz el último informe de la Organización Médica Colegial. En el mismo, queda reflejado que Aragón es la Comunidad con más médicos por habitante, pero también una de las zonas en la que menos profesionales trabajan en el sistema público.

El secretario del COMZ, Juan Antonio Abascal, ofreció los datos de colegiación de Zaragoza entre 2000 y 2007. Según comentó, aunque en este tiempo la demanda de servicios sanitarios se ha multiplicado por tres -tanto por el crecimiento y envejecimiento de la población, como por el aumento de la cartera de servicios y la aparición de nuevas técnicas-, los datos apuntan a que en estos años apenas ha variado el número de profesionales.

Esto es preocupante porque estos facultativos envejecen, muchos dejan de hacer guardias a partir de los 55 años y, además, la demanda de algunas especialidades crece exponencialmente.

En concreto, Enrique de La Figuera, presidente del Colegio, comentó que "es evidente que faltan pediatras, pero nadie imaginaba hace una década, cuando la natalidad estaba a la baja, que se produciría el boom actual". Lo mismo sucede en reumatología o geriatría, dos especialidades que, debido al envejecimiento de la sociedad, están experimentando una elevadísima demanda.

Y ya en Aragón, se da el caso de que a veces hay personal en según qué especialidades, pero no incentivos profesionales y económicos para ir a cubrirlas. Como detalló Merche Otín, una de las vicepresidentas del Colegio, esto hace que, por ejemplo, haya serios problemas para encontrar radiólogos en el Hospital de Barbastro (Huesca), y otros facultativos para el Obispo Polanco de Teruel. A esto se suma la feminización de la población (en 2000 había 2,7 médicos hombres por cada médica y ahora están igualados), que conlleva más bajas y descansos necesarios para las familias, y que hace que haya que sustituir más bajas.

Un problema de educación

Por un lado, la Administración podría gestionar mejor sus recursos y ofrecer más incentivos. No obstante, los representantes de la clase médica en Zaragoza apelaron también a la responsabilidad de los pacientes. Sobre esto, aseguraron que se está produciendo un "abuso" del sistema sanitario que hace que, por ejemplo, se vean en Urgencias casos muy leves que podrían solucionarse en el centro de salud o incluso en la farmacia.

Esto se deriva de un sistema que ellos calificaron como "uno de los mejores del mundo", pero que se sostiene en la cultura del "gratis total". Y esta, que es una de sus principales virtudes, puede convertirse en un problema si no se educa a la población para usarlo correctamente y a los médicos para "no medicalizar en exceso, como está ocurriendo", dijeron desde el Colegio.

Falta información para la Expo

Otro asunto que abordaron fue la atención médica durante los tres meses que durará la Expo.

Aunque hay un plan para la atención dentro del recinto, fruto de un convenio entre Expoagua y el departamento de Salud y Consumo, desde el Colegio se quejaron de que la DGA no ha informado de cuáles serán las líneas a seguir ni en hospitales ni en centros de salud. "No tenemos noticias oficiales de ninguna planificación especial", apuntaron.

Etiquetas