Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

El Ministerio vuelve a retrasarse en Yesa y Biscarrués mientras acelera el trasvase

Medio Ambiente debía haber sacado ambos proyectos a información pública en abril. La Confederación asegura que ese paso se dará "en breve", aunque no pone plazos.

Cambian las personas, pero los agravios permanecen. El Ministerio de Medio Ambiente -que desde hace unas semanas también lo es de Medio Rural y Marino- ha vuelto a retrasarse en la tramitación de dos obras fundamentales para el Pacto del Agua de Aragón: el recrecimiento de Yesa y el embalse de Biscarrués. Según el calendario asumido por la ex ministra Cristina Narbona ante las Cortes, ambos proyectos tenían que haberse sacado a exposición pública a lo largo del mes de abril, pero ese paso administrativo todavía no se ha dado.

Fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro aseguraron ayer que tanto el nuevo proyecto para recrecer Yesa hasta la cota media como el anteproyecto del embalse de Biscarrués de 35 hectómetros cúbicos (hm3) saldrán a información pública "en breve". No obstante, las mismas fuentes no dieron plazos sobre un trámite que en el caso del pantano que abastece a Bardenas supondrá el despegue definitivo de unas obras que, mientras tanto, siguen estranguladas.

Sea como sea, esta nueva demora en la ejecución del Pacto del Agua de Aragón contrasta con la rapidez y la eficacia con las que Medio Ambiente afronta otras actuaciones como el trasvase del Ebro a Barcelona. Independientemente de las diferencias que pueda haber entre un proyecto y los otros, la celeridad con la que el Ministerio que ahora dirige Elena Espinosa ha aprobado y está tramitando la tubería entre Tarragona y la capital catalana demuestra que, cuando existe un verdadero interés político en hacer una obra, no hay obstáculos administrativos, jurídicos o ambientales que la frenen.

Yesa, 30 meses de retraso

En el caso de Yesa, el modificado de proyecto que ha permitido adaptar el documento técnico original a las necesidades del recrecimiento a cota media acumula ya más de dos años y medio de retraso. La ex ministra Narbona anunció en Ejea de los Caballeros que estaría listo a finales de 2005. Sin embargo, no acabó de redactarse hasta la primavera de 2006, momento en el que fue enviado a Madrid. Desde entonces, y hasta comienzos de 2007, no se supo nada de él.

En enero del año pasado se conoció que la Dirección General de Evaluación Ambiental del Ministerio había abierto una ronda de consultas con colectivos e instituciones para ver si hacía falta repetir el estudio de impacto del recrecimiento que se aprobó en 1999 -algo sobre lo que en su día se dijo que no era necesario-. Finalmente, a finales de julio, cuando el nuevo proyecto acumulaba ya 20 meses de retraso, Medio Ambiente anunció que era preciso hacer un nuevo modificando alegando un problema de filtraciones en un estribo de la presa.

En un principio esto iba a suponer que la salida a exposición pública del proyecto definitivo no se produciría hasta finales de 2007. Sin embargo, en el calendario de obras que Narbona presentó en la última Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua ese paso administrativo se fijó para abril de este año. Casi un mes después, aún no se ha producido.

El caso de Biscarrués

Con el pantano de Biscarrués está sucediendo algo parecido, aunque de momento los retrasos son menores. En septiembre de 2006, Narbona anunció que, para completar la regulación del Gállego, el Ministerio construirá un embalse de 35 hm3 en el eje del río -el de 192 quedó descartado- complementado con varias balsas laterales que almacenarán más agua dentro del sistema de riegos de Monegros.

En un primer momento, la entonces titular de Medio Ambiente apostó por redactar un nuevo anteproyecto para Biscarrués partiendo de cero. Sin embargo, la presión de la DGA y de los regantes hizo que aparentemente cambiara de criterio y aceptara aprovechar en lo posible el proyecto que ya existía para el embalse de 192 hm3.

Sin embargo, en abril del año pasado se supo que el Ministerio había dado marcha atrás y, alegando un informe de la Abogacía del Estado, había ordenado redactar un nuevo proyecto partiendo de cero. Esto levantó las primeras suspicacias, alimentadas por lo que estaba sucediendo con Yesa.

La redacción del proyecto de Biscarrués corre a cargo de la CHE, que lo encargó a sus propios técnicos para agilizar el proceso. El organismo de cuenca esperaba acabarlo en junio de 2007, pero luego pospuso la fecha hasta finales de año. Al igual que sucedió con el recrecimiento de Yesa, finalmente la ministra Narbona fijó la salida a información pública del proyecto para abril de este año.

Lo que sí ha hecho el Ministerio en ambos casos es enviar a los interesados una memoria-resumen del proyecto para que hagan las alegaciones que consideren. La CHE confirmó ayer que ya se han recibido todas las propuestas y que se están incorporando las que se estiman oportunas. "No hay variaciones importantes, pero el expediente aún no se ha completado -señalaron desde el organismo de cuenca-. Se espera cerrarlo cuanto antes, y la salida a información pública de los proyectos se producirá en breve".

De la Vega presume de igualdad

Esta situación no impidió ayer a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, presumir de "igualdad" en la política hídrica del Gobierno central y defender su propuesta para Barcelona. Lo hizo ante la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, quien le preguntó si "no se sonroja cuando da la espalda a los ciudadanos de Valencia, Murcia o Andalucía o cuando les niegan las obras del Pacto del Agua a los ciudadanos de Aragón".

Durante su contestación, de la Vega no hizo ninguna referencia a Aragón, aunque sí citó tanto a las comunidades receptoras del trasvase propuesto por el PP como a la que recibirá el del PSOE. "Somos más iguales porque con este Gobierno los ciudadanos de este país han abierto el grifo y han tenido siempre agua en Valencia, en Murcia y en Barcelona", dijo.

Tanto José Luis Rodríguez Zapatero como Mariano Rajoy también defendieron el trasvase a Barcelona, aunque en el caso del líder popular insistió en que la medida no debe limitarse a una sola Comunidad.

Etiquetas