Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD

El 40% de los mayores de 70 años que ingresan en el hospital están desnutridos

Los expertos dicen que los ancianos que viven solos tienen más riesgo de malnutrición.Un 27% de los aragoneses de más de 65 años están obesos, según un estudio llevado a cabo por los colegios de farmacéuticos.

Casi un 40% de los mayores de 70 años que ingresan en nuestros hospitales están desnutridos. Así lo demuestra un estudio pionero realizado a nivel nacional por la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE), en el que ha participado el hospital Clínico de Zaragoza y cuyos datos se pueden extrapolar a nuestra Comunidad. Es la primera vez que se lleva a cabo un informe similar en el que se valoran aspectos como estos.

Pero, ¿qué causas llevan a un anciano a llegar a esta situación y a estar malnutrido? Los expertos coinciden en señalar que los ancianos se han convertido en un grupo de riesgo, ya que conforme avanza la edad se produce una disminución progresiva de la capacidad funcional del organismo, los sabores y los olores desaparecen y se pierde el apetito. A esto, normalmente, hay que añadirle la aparición de patologías graves que acrecentan esta apatía y que les obliga a la toma de medicación variada. "Cuando ingresan en los hospitales lo hacen por otro tipo de causas como cánceres, problemas respiratorios o circulatorios, que también afectan a esa desnutrición, pero realmente hay que tener en cuenta las cuestiones anteriores a estas", explicó Julia Ocón Bretón, de la Unidad de Nutrición del Clínico.

Los familiares deben preocuparse cuando un mayor comienza a perder peso de manera descontrolada (músculo y grasa), su piel se seca en exceso, pierde pelo o se le empiezan a hinchar las piernas. Según se puso ayer de manifiesto en las II Jornada Aragonesa de Nutrición, centrada precisamente en este sector de la población y a la que asistieron más de 200 personas, son los ancianos que viven solos los que más riesgo tienen de llegar a esta situación de 'debilidad'.

"Es peor la soledad que cualquier otro factor, incluso el económico. Cuando uno está solo, la alimentación es un trámite. Hay ancianos que aunque tengan la comida en la mesa, por no hacerlo solos, no comen. Sin embargo, los fines de semana, rodeados de su familia, lo hacen y lo hacen bien", manifestó Mari Lourdes de Torres, de la Unidad de Dietética y Nutrición del hospital Miguel Servet (coorganizadora del congreso) y delegada en Aragón de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Nutrición en Aragón (Sedca).

Precisamente, según un estudio realizado en 2006 por los tres colegios de farmacéuticos de Aragón y facilitado en este mismo encuentro, se puso de manifiesto que en la Comunidad hay un 3% de la población mayor de 65 años que sufre desnutrición, pero un 21% tiene riesgo de sufrirla. Unas cifras que se contraponen a las de la obesidad, ya que, según el mismo documento, un 27% de los mayores tendrían un índice de masa corporal igual o superior a 30.

Dieta equilibrada

Tal y como destacaron varios expertos en la jornada, lo fundamental es conseguir que los ancianos ingieran una dieta equilibrada y de acuerdo al desgaste calórico que tengan (entre 1.750 y 2.500 calorías). Tanto De Torres, como el profesor de la Universidad de Zaragoza Luis Bernués coincidieron en la importancia de ofrecerles un menú variado, teniendo en cuenta las peculiaridades de cada uno. "Se ha creído que por la falta de dientes, se tenía que dar una dieta blanda y eso no es así. Puede tener perfectamente el estómago y poder comer de casi todo. Solo modificar la forma de dar esos alimentos", apunta la experta en nutrición. "Hay que darle comida atractiva. Hay que perder tiempo con el anciano. Con los niños lo hacemos, ¿por qué con ellos no?", añadió.

Precisamente, Marina Francés, presidenta de la Asociación de Enfermería Comunitaria y que también participó en la jornada, apostó por darle a la alimentación de los ancianos la suficiente importancia desde Atención Primaria. Incluso que fueran las enfermeras las que se ocupara de este seguimiento. "Aunque para eso, sería necesario más personal", apuntó.

Etiquetas