Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tercer Milenio

EDUCACIÓN

El 80% de los gitanos deja la escuela en Secundaria

La campaña 'De mayor quiero ser...', que se extenderá por 55 ciudades españolas, pretende concienciar a las familias romanís que impidan a sus hijos abandar su formación y completen sus estudios.

El 80% de los jóvenes gitanos abandonan las aulas escolares en los primeros cursos de secundaria, y carecen de una formación profesional adecuada para competir en el mercado laboral.

Esta es una de las conclusiones que ha resaltado la directora territorial de la Fundación del Secretariado Gitano en Aragón, Isabel Giménez, con motivo de la presentación de la campaña 'De mayor quiero ser...' una iniciativa dirigida a sensibilizar a las familias gitanas respecto a la importancia de la educación.

Así lo han dicho en sus respectivas intervenciones la concejal de Asuntos Sociales, Pilar Alcober, y el director general de Política Educativa del Gobierno aragonés, Manuel Pinos, para quienes las familias gitanas "deben" aprovechar los recursos educativos que se ofrecen a sus hijos y no favorecer el abandono de las aulas.

Giménez ha explicado que los niños gitanos cada vez tienen mayor presencia en las aulas de educación infantil y en las de primaria, donde el grado de escolarización es del 94%. Ha destacado, sin embargo, que las niñas gitanas no inician de forma generalizada los estudios de secundaria, mientras que los niños los abandonan en los primeros cursos.

La responsable de la Fundación ha comentado que en una anterior campaña llevada a cabo en Aragón, con fondos europeos para la integración laboral de los gitanos, permitió actuar con 3.274 personas de esta etnia y conseguir la formalización de 2.840 contratos laborales.

Giménez ha explicado que esta campaña permitió comprobar que las "carencias" formativas de los jóvenes gitanos tienen una repercusión negativa en su trayectoria profesional, situación que, según ha remarcado, ha motivado la puesta en marcha de la actual iniciativa de sensibilización, que se prevé llevar por 55 ciudades españolas.

Por su parte, la concejala de Asuntos Sociales del Consistorio zaragozano ha explicado que las elevadas cifras de abandono de las aulas "no deben ser una seña de identidad" del pueblo gitano, por lo que ha instado a las familias de esta etnia a superar "actitudes arraigadas" que favorecen el absentismo escolar de sus hijos.

Alcober ha pedido a estas familias que "aprovechen" los recursos educativos públicos y hagan un "esfuerzo importante" por la educación de sus hijos. A este respecto, ha añadido que "el acceso a la educación no está discriminado en la sociedad actual, pero cuando alguien abandona este camino se discrimina él mismo".

Por su parte, el director general de Política Educativa en Aragón ha comentado que profesores y educadores ven dificultada su labor para lograr la plena escolarización de los niños gitanos al no poder contactar con las familias. "Es difícil -ha destacado- que podamos trabajar con estos niños si nos cuesta contactar con las familias, y que comprendan que si la solución para todo no está en la escuela, los críos no tienen solución si no pasan ella".

A este respecto, ha señalado que la "solución" al problema del bajo nivel de escolarización de la población gitana "no pasa por políticas asistencialistas sino por actitudes de tender la mano". Pinos ha incidido en la necesidad de que los jóvenes gitanos completen sus estudios de secundaria, por lo que ha instado a sus familias a que "no nos dejéis solos a los maestros y a los políticos, porque la sensación de fracaso es terrible".

La campaña presentada en Aragón denuncia la existencia en Zaragoza de centros escolares "segregados" donde se concentra la población gitana, y las dificultades que se derivan para fomentar políticas de convivencia social.

Etiquetas