Despliega el menú
Aragón

ENCUESTA HERALDO

El 63,3% de los aragonesistas y el 40,8% de los socialistas desaprueban a la DGA

La mayoría de las personas que optaron electoralmente por los partidos que forman el Gobierno autonómico consideran que su actuación en la polémica no ha sido adecuada.

El desacuerdo de los aragoneses con la forma en que está actuando su Gobierno respecto con el trasvase del Ebro a Barcelona es uno de los aspectos más reveladores de la encuesta de A+M para este periódico. No es solo que el Ejecutivo autonómico cuente únicamente con el 24% de apoyo global. Es que, además, ni siquiera consigue la aprobación entre quienes otorgaron su voto al PSOE y al PAR.

Por lo que respecta a los votantes socialistas, solo un 37,3% consideran que los responsables de la DGA están actuando de manera correcta en la polémica hidráulica. Enfrente, un 40,8% desaprueban esa acción de gobierno. Además, un 12,2% dicen que ni la aprueba ni la desaprueba y el 9,7% restante se decantan por no contestar.

La brecha abierta entre electores y elegidos resulta todavía mayor en el otro partido de la coalición que sustenta al Ejecutivo. Hasta un 63,3% de las personas que le dieron su voto al PAR el pasado 27 de mayo se muestran descontentas con la forma en que el Gobierno aragonés está afrontando el trasvase a Barcelona.

En el caso de los aragonesistas, solo el 18,4% de su electorado aprueba cómo se está actuando desde el Pignatelli. Un 10,2% dice ser indiferente en esa apreciación y otro 8,2% se decanta por la opción del no sabe/no contesta.

Como es lógico, las voces más críticas surgen de los votantes de los tres partidos de la oposición. Los que más desaprueban al equipo liderado por Iglesias y Biel son los de Chunta Aragonesista, con un 73,9% que disienten del comportamiento del gobierno. Los del PP se quedan en el 67% y los de IU en el 64,7%. De manera recíproca, a la hora de conceder la aprobación, hay más votantes de IU a favor (un 23,5%) que del PP (14,4%) o de CHA (8,7%).

A la hora de valorar en qué medida perjudicará el trasvase a la Comunidad Autónoma, son los votantes de PP, CHA y PAR quienes piensan que será muy o bastante dañino. En el primer caso, un 59,1% lo entienden así, en el segundo un 58,7% y en el tercero el 55,1%. Entre quienes apoyaron electoralmente al PSOE, la cifra es del 50,8%, mientras que en IU baja al 41,2%.

Más o menos perjudicial

Respecto a si el impacto del trasvase a Barcelona, en lo que se refiere a perjuicio para la Comunidad Autónoma, sería mayor o menor del que habría supuesto el derogado PHN planificado por el Partido Popular, hay un amplio espectro de opiniones. Desde un 58,8% de los votantes de IU que consideran que el daño sería menor, hasta el 19,7% de los del PP que opinan lo mismo. En el PSOE, un 48,3% defienden esa opción; un un 45,7% en Chunta y un 42,9% en el PAR.

Los electores de la formación conservadora son los que piensan de manera más amplia, un 48,9%, que ambos proyectos son iguales desde el punto de vista de los perjuicios para Aragón.

En esa posición, la igualdad entre los dos trasvases en su lesividad para los intereses de la Comunidad, destaca también el 45,7% de los votantes de CHA. Entre quienes votaron a los socialistas, la cifra es del 31% y entre los del PAR e IU, del 28,6% y el 23,5% respectivamente.

En todos los partidos, la opción de que sea más perjudicial el actual trasvase es residual. Solo lo creen el 2,2% de quienes optaron por CHA, el 5,9% de los que votaron a Izquierda Unida, el 7,2% de los del PSOE, el 9,6% de los que apoyaron al PP y el 12,2% de los que decantaron su voto por el Partido Aragonés.

Etiquetas