Despliega el menú
Aragón

ENCUESTA HERALDO

El 72,4% de los aragoneses afirman que Zapatero ha decretado un trasvase

La mayoría (59,4%) cree que será una transferencia permanente. Un 52,4% rechazan la actuación frente a un 31,3% que la acepta.

El 72,4% de los aragoneses creen que la actuación de abastecimiento a Barcelona con aguas del Ebro, mediante la prolongación del ministrasvase de Tarragona y que fue aprobada la semana pasada por un decreto-ley del Gobierno central, constituye un nuevo trasvase entre dos cuencas hidrológicas. Así se desprende de la encuesta realizada por la empresa A+M para HERALDO durante esta semana. Únicamente un 18,1% de los entrevistados sostienen que no se trata de un trasvase, mientras un 9,5% prefieren no opinar.

El resultado demoscópico contrasta con la opinión de los principales responsables del Ejecutivo aragonés, que o bien se resisten a calificar la transferencia hídrica como un trasvase (es el caso de José Ángel Biel, aunque permita que otros miembros del PAR sí lo hagan en un complicado juego de equilibrios), o bien niegan directamente que lo sea, como hace Marcelino Iglesias antes incluso de esperar al informe que él mismo encargó a la Comisión Jurídica Asesora.

La denominación del proyecto, que el Ejecutivo central también asegura que no es un trasvase, no resulta baladí. Si los miembros del Gobierno niegan que lo sea o eluden confirmarlo es porque el Estatuto de Autonomía, y la coherencia con el discurso político que han mantenido en las dos últimas legislaturas, les obliga a batallar contra una transferencia hídrica de ese calado.

En el análisis provincial, el 73,8% de los zaragozanos opinan que es un trasvase frente a otro 16,3% que no lo cree. En Huesca, el 70,5% lo llama trasvase contra un 20,5%, mientras que en Teruel el reparto es, en el mismo sentido, del 66,7 frente al 26,1%.

Respecto a la ejecución del trasvase a Barcelona, que se ha justificado en que la reserva de los embalses de las cuencas internas de Cataluña es tan baja que habría que realizar cortes durante varios meses en el suministro urbano (dentro del cual se recogen usos tan variados como el industrial o el agua de boca), solo un 31,3 de los encuestados se muestra a favor.

La mayoría, un 52,4%, está en contra de que la red de suministro del ministrasvase de Tarragona se conecte con la del sistema Ter-Llobregat para llevar agua del Ebro hasta el área metropolitana de la capital de Cataluña. Un 13,4% de los encuestados dice no estar ni a favor ni en contra y otro 2,9% prefiere no contestar.

Por provincias, el mayor rechazo a que se haga esa obra está en Zaragoza, con un 55,9% de opositores frente a un 28,9% de partidarios. En Huesca y Teruel también ganan los detractores de ese trasvase (45,8 frente al 35,5% en el Alto Aragón y el 40,5% de los turolenses ante otro 39,6).

En cuanto a las edades, la franja en donde más reprobación suscita el proyecto es la de 18-24 años, donde el 61,6% de entrevistados se oponen y el 20,5% lo respaldan. En el otro extremo figuran los que tienen entre 25 y 34 años, con el dato más alto de aprobación, un 35,6%, pero sin llegar tampoco a superar a quienes están en desacuerdo con que se construya la tubería (47,1%).

Una actuación permanente

Otro de los argumentos esgrimidos reiteradamente por el PSOE nacional y el aragonés para defender su proyecto es que la transferencia hídrica a Barcelona será temporal y se limitará a mayo de 2009, cuando entre en funcionamiento la desaladora del Prat de Llobregat.

Los encuestados, sin embargo, no creen que esa actuación vaya a ser coyuntural, sino que, en su mayor parte, consideran que terminará por ser estructural. El 59,4% piensan que el trasvase será permanente, un 26,9 confía en que se trata de un proyecto transitorio y el resto, un 13,8%, no sabe o no contesta.

Por otra parte, el sondeo revela un elevadísimo conocimiento de la polémica hidráulica por parte de los ciudadanos. El 95,7% de los entrevistados señalaron que ya eran conocedores del asunto y solo un 3,4% dijo que la llamada para realizar la encuesta era la primera noticia que tenía. En la franja de edad de 45 a 54 años, la cantidad de gente que estaba al tanto de la cuestión se elevó hasta el 98,1%.

 

FICHA TÉCNICA

Ámbito: Aragón

Universo: Residentes mayores de 18 años

Muestra y método: 1.000 entrevistas telefónicas

Entrevistas: del 22 al 25 de abril

Nivel de confianza: 95,5%

Margen de error: +/-3,16%

Etiquetas