Aragón

MEDICINA

El láser verde para tratamientos de próstata llega a Aragón

Unos 955 aragoneses con hipertrofia benigna de próstata (HBP) son intervenidos al año de este problema en la red pública, de los que más de la mitad podrán beneficiarse de una nueva técnica quirúrgica con láser que es menos agresiva y que permite una mejor y más rápida recuperación.

La nueva técnica, basada en la utilización del láser verde, con la que se han operado a dos pacientes en los hospitales Miguel Servet y Royo Villanova de Zaragoza, donde se ha implantado, se ha incorporado a la cartera de servicios del Servicio Aragonés de Salud (SALUD), ha explicado su gerente, Juan Carlos Bastarós, en una rueda de prensa donde se ha presentado este avance.

Con la adquisición del láser verde, que ha supuesto una inversión de 300.000 euros, además de 1.000 euros por cada fibra láser, Aragón será la única Comunidad Autónoma que ofrecerá, de manera progresiva, este servicio a todos los aragoneses que la necesiten, ha agregado Bastarós.

En la red pública aragonesa, cada año son operados de HBP unos 955 pacientes, de los que más de la mitad se podrían beneficiar de esta técnica, que se aplica en cirugía mayor ambulatoria, sin hospitalización, ha dicho el gerente del SALUD.

Los criterios para su aplicación serán en principio los factores de riesgo, como la edad del paciente, alteraciones cardiacas, respiratorias y metabólicas y si están sometidos a tratamientos anticoagulantes o antiagregantes, como el Sintrom.

Además, se tendrá en cuenta el tamaño de la hipertrofia, que no debe superar los 50 gramos, aunque posteriormente este criterio podría ampliarse, ha dicho el jefe de Servicio de Urología del Hospital Miguel Servet, Luis Ángel Rioja.

El láser verde tiene idénticos o mejores resultados que el tratamiento quirúrgico tradicional por endoscopia, una operación "cruenta" en la que los pacientes pierden aproximadamente un litro de sangre por la rotura de los miles de vasos que tiene la próstata, con el consiguiente peligro de hemorragias, ha explicado.

Frente a la tradicional cirugía abierta por abdomen o resección por la uretra, el láser -amplificación de la luz mediante emisión estimulada de radiación- es algo "mágico" para los la cirujanos, ha señalado el jefe de Servicio de Urología del Hospital Royo Villanova, Carlos Rioja, quien ha añadido que elimina los tejidos mediante evaporación y que su energía lumínica no deja cicatrices ni lesiones.

Además de evitar la hospitalización, que con la cirugía tradicional es de 9 a 10 días, la nueva técnica tiene la ventaja de que los pacientes tendrán que estas sondados sólo unas doce horas, frente a los 5 a 6 días con la tradicional, ha dicho.

La hiperplasia benigna de próstata es la enfermedad prostática más frecuentes pues afecta al 50 por ciento de los varones mayores de 60 años y casi al 90 por ciento de los mayores de 80 años.

Está ligada al envejecimiento y consiste en un aumento progresivo de la glándula que puede llegar a obstruir la uretra.

Etiquetas