Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

El Justicia de Aragón recibe ocho quejas por separar a hermanos en distintos colegios

Educación ha resuelto los casos de 4 familias, pero quedan otros tantos pendientes de que se les reagrupe en una misma escuela

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha recibido desde la pasada primavera 8 quejas de familias que denuncian casos en los que dos hermanos han quedado separados en colegios distintos. Educación ha conseguido resolver cuatro de estas protestas reagrupando a los pequeños en un mismo centro, pero quedan otras tantas pendientes.

 

Todas las quejas se han registrado en la capital aragonesa y pertenecen a colegios distintos, aunque muchos de estos coinciden con los que encabezan año tras año la lista de los más demandados. La institución pide al Gobierno de Aragón que adopte las medidas necesarias para que estos niños entren directamente en un colegio si lo hace su hermano en todas las circunstancias porque -según explicaron- todos los cursos llegan hasta el Justicia unas 7 u 8 protestas de padres por este asunto.

 

La DGA insiste en que siempre se ofrece una solución a las parejas de hermanos que no están escolarizados juntos. El problema está en que esa alternativa no siempre gusta a las familias. Cuando se detecta que hay un caso de este tipo, la comisión de garantías -la encargada de asignar plazas escolares- trata de reagrupar a los hermanos en alguno de los centros en los que ha sido aceptado cada uno de ellos. En el supuesto de que esto no sea posible porque todas las plazas están cubiertas, se busca un tercer colegio que se adapte a las necesidades de la familia (normalmente se ofrece uno cerca del domicilio). Es este centro el que suele causar la negativa y el rechazo de los padres porque no estaba en la lista de los que ellos querían o porque no se adapta a lo que ellos buscan.

Mejoras en los últimos años

Desde Educación explican, además, que en los últimos años se han modificado los decretos de admisión de alumnos con el fin de evitar situaciones de este tipo. Por ejemplo, a partir del curso 2007-2008 se empezó a dar más puntos a los pequeños que tenían hermanos en el centro que solicitaban. Hasta entonces, esos alumnos recibían 4 puntos, mientras que ahora se les dan 8. En el caso de hermanos nacidos en un parto múltiple, si uno obtiene plaza, el otro debe ser admitido automáticamente en la misma escuela. Estos tendrán preferencia sobre cualquier otro alumno.

 

El concepto de hermano se entiende en términos amplios, por ello, se contemplan también los supuestos en los que uno de los niños sea adoptado, sean hijos de distintos padres o madres o estén acogidos por un tutor.

Pese a esto, los casos de parejas de hermanos separados siguen repitiéndose todos los cursos entre las quejas que recibe el Justicia de Aragón. Este año, la institución ha tramitado unas 50 protestas relacionadas con el proceso de escolarización, 20 menos que en 2008. De ese medio centenar, 8 eran de casos de hermanos. "Recomendamos a la Administración educativa que modifique la normativa autonómica para garantizar que siempre se escolaricen juntos", expone la institución en su sugerencia.

Atención a la picaresca

En algunas ocasiones, los niños acaban en dos centros distintos por la picaresca de los padres. Es decir, algunas familias quieren que su hijo vaya al colegio X, pero no obtiene plaza y tienen que matricularlo en el Y. Cuando llega el turno de que el segundo hijo vaya a la escuela, prueban suerte de nuevo en el X. Una vez que el pequeño ha entrado piden a la DGA que reagrupe al mayor y lo lleve a ese centro. La mayoría de las veces, resulta difícil juntarlos a los dos en esa escuela deseada porque está llena, por lo que se les ofrece otra. Los padres presentan una queja para volver a intentar a toda costa que los dos hijos vayan al colegio X.

Etiquetas