Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRANSPORTE

El Justicia abre expediente por la supresión de los descuentos en todos los AVE de Aragón

Los usuarios tildan de "vergüenza" que el resto de líneas mantengan tarifas promocionales, por lo que acudirán al Defensor del Pueblo.

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, abrió ayer un expediente de oficio por la supresión de las tarifas promocionales de todos los trenes AVE de Aragón mientras las mantiene en el resto de servicios de alta velocidad del país. La medida, que se aplica en la venta anticipada de billetes con posterioridad al 30 de noviembre, provocó también airadas críticas del PAR y de CHA, además de la Agrupación de Usuarios Habituales Renfe Alta Velocidad.

García Vicente solicitará información a Renfe por entender que si el AVE es un servicio público "no puede regirse por criterios estrictamente comerciales, y si no lo es, los poderes públicos deben garantizar alternativas económicas".

El Justicia recordó en un comunicado que Aragón, "a diferencia de otros territorios", no disfruta de abonos para viajar en alta velocidad a unos precios más ajustados, ni siquiera para viajeros habituales, como estudiantes y trabajadores, ni alternativas ferroviarias más económicas.

Un solo tren alternativo al día

El único tren alternativo al AVE para viajar a Madrid, un regional exprés, emplea el doble de tiempo (tres horas y media). El billete cuesta 24,50 euros, un euro más de lo que se debe desembolsar por uno del AVE si se compra con la tarifa Web que ha suprimido Renfe "por estrategia comercial".

El Justicia no descarta dirigirse al Defensor del Pueblo a fin de que estudie la adecuación de las políticas de la compañía al interés general que, según afirma, "debe satisfacer todo servicio público, y al principio de igualdad de los españoles, con independencia de su lugar de residencia".

Precisamente, la Agrupación de Usuarios Habituales Renfe Alta Velocidad pedirá el amparo del defensor del Pueblo, al que presentará cerca de medio millas de firmas de adhesión a su propuesta de creación de abonos o tarifas promocionales para los viajeros asiduos. Su portavoz, Roger Gruas, tildó de "vergüenza" que se discrimine a los usuarios del AVE Madrid-Barcelona, ya que en el resto de líneas sí se sigue disfrutando de las tarifas Web y Estrella, que suponen una rebaja de hasta un 60% respecto al precio oficial.

Roger Gruas indicó que los viajeros de la línea están "indefensos", por lo que acudirán también a los partidos con representación en las Cortes Generales. "Renfe se está aprovechando de los clientes cautivos, nos trata con desprecio. Tiene una enorme deuda y pretende que la paguemos nosotros, cuando en otros países, como Francia o Alemania, existen productos específicos para los viajeros habituales", aseveró.

El portavoz de la agrupación incidió en que la movilidad entre las grandes ciudades no es un capricho, sino una necesidad que contribuye al PIB de España. "Se plantea la necesidad de la movilidad en el trabajo y resulta que con el AVE es un verdadero talón de Aquiles", sostuvo.

A las críticas también se sumaron los partidos aragoneses. El portavoz parlamentario del PAR, Javier Allué, mostró su indignación por la decisión, que calificó de "injusta e inaceptable", y acusó a Renfe de olvidarse de su obligación de ofrecer un servicio público "en igualdad de condiciones". "Es vergonzoso que se siga guiando por criterios economicistas que nos perjudican siempre a los mismos", añadió.

Para el diputado de CHA Bizén Fuster el AVE se ha convertido en un transporte elitista. "Parece que el Gobierno considera que como es el eje de comunicaciones más demandado no necesita tarifas promocionales porque llena sus trenes de todos modos y anteponen el hacer caja para amortizar la inversión antes que ofrecer un servicio público con precios razonables", denunció Fuster, que presentará varias preguntas al consejero de Obras Públicas para conocer qué va a hacer la DGA.

Por su parte, el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, dijo que desconocía la decisión de Renfe, pero señaló que no tenía "ninguna idea" de que se fuera a modificar la estructura tarifaria que hay actualmente.

Etiquetas