Despliega el menú
Aragón

CONFLICTO POR LAS OBRAS ARAGONESAS

El juicio para determinar la propiedad de los bienes será en mayo

Sesión de vista previa en el juzgado de Lérida
El juicio para determinar la propiedad de los bienes será en mayo
EFE

El juzgado de primera instancia número 4 de Lérida ha establecido que el próximo mes de mayo, en fecha por concretar, se celebrará el juicio civil para determinar si el Obispado de Lérida tiene la legítima posesión de las 113 piezas de arte sacro que reclama en propiedad el Obispado de Barbastro-Monzón.

Así lo ha decidido la jueza durante la audiencia previa al juicio, celebrada esta en Lérida y en la que han participado todas las partes implicadas, es decir, el Obispado de Lérida, el de Barbastro Monzón y la Asociación de Amigos del Museo Diocesano, donde se encuentran depositadas las obras.

La audiencia previa ha empezado con el análisis de las cuatro excepciones que habían presentado las dos diócesis contra la petición de la asociación cívica de que la jurisdicción civil dirima a quién pertenecen las obras, y que han sido rechazadas por la jueza.

La primera de las excepciones hacía referencia a la ilegitimidad de la asociación cívica para ejercer una acción civil sobre esta causa. La jueza la ha desestimado al entender que la entidad sí tiene capacidad legal para ser parte y que, además, tiene un interés legítimo en aclarar la situación de los bienes.

La segunda excepción se refería a que la jurisdicción canónica ya ha emitido una sentencia sobre este litigio -estableciendo que las obras deben ser devueltas a la diócesis aragonesa-. Sin embargo, la jueza la ha rechazado, ya que no existe ninguna sentencia del ordenamiento jurídico español sobre esta causa.

Una tercera excepción pedía que el juzgado leridano declarase de oficio su falta de jurisdicción para decidir sobre el litigio, al entender que el único procedimiento válido para dirimirlo es el canónico.

La jueza ha rechazado esta excepción debido a que ya se decidió en primera instancia que la jurisdicción civil sí tenía legitimidad para ello.

Por último, desde el Obispado de Lérida se había pedido que la asociación leridana aclarase los motivos de su petición, ya que entendía que no quedaban claros, pero la diócesis ha retirado esta excepción al considerar que no tenía sentido mantenerla.

Cambio de alegato

Precisamente, la postura del Obispado de Lérida durante la audiencia ha sido la que ha generado más polémica en la sala, ya que durante la ratificación de la demanda ha intentado cambiar su contestación alegando que había nuevos hechos a tener en cuenta.

Y es que la diócesis leridana cuenta ahora con un nuevo obispo, Joan Piris, y un nuevo letrado, Javier Gonzalo, que han optado por añadir a su contestación unos supuestos documentos históricos que demostrarían que el que fuera obispo de Lérida Josep Messeguer creó la colección de arte en litigio de forma legítima hace más de 100 años.

"No entendemos por qué el anterior abogado de la diócesis leridana negó esta evidencia", ha señalado el letrado, que ha querido dejar claro que, pese a reconocer estos hechos, el obispado de Lérida considera que la única jurisdicción competente para decidir sobre la propiedad de los bienes es la canónica, y si no se han entregado aún las obras, es porque no dispone de ellas al estar en el museo.

Estos documentos son circulares históricas del obispo Messeguer, en los que se demostraría que compró, permutó o adquirió a cambio de una gratificación los bienes en litigio. También habría documentos del papa León XIII que autorizarían a Messeguer a evitar el expolio de las parroquias leridanas.

El abogado de la diócesis aragonesa se ha opuesto a que se aportaran estos documentos nuevos y ha asegurado que no hay un solo texto ni canónico ni civil que demuestre que Messeguer adquirió de buena fe la propiedad de los bienes.

Por su parte, la Asociación de Amigos del Museo Diocesano se ha mostrado a favor de que se aporten estos nuevos documentos, ya que les da la razón en parte.

Aunque la jueza no ha permitido la aportación de estos nuevos documentos al entender que no se puede cambiar a medio proceso el escrito de contestación a la demanda, finalmente sí se verán en el juicio, ya que forman parte de la documentación aceptada durante la fase de propuesta de pruebas a petición de la asociación cívica.

Además de estos documentos, también se podrá conocer documentación que demostraría que durante la Guerra Civil española las obras en litigio se guardaron en Zaragoza y que, tras el conflicto, estas fueron retornadas a la diócesis de Lérida como propietaria de las mismas.

La audiencia previa de este martes ha causado tanta expectación que se ha tenido que celebrar en la sala de la Audiencia Provincial.

Etiquetas