Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TERCERA EDAD

El ingreso temporal de mayores en residencias aumenta en verano

Más de 800 cuidadores a domicilio se acogerán este año al Programa Respiro, que les permite disfrutar de unos días de vacaciones. Residencias y voluntarios se hacen cargo de sus ?clientes? en estos meses estivales.

En Aragón hay 50.000 mayores de 65 años
El ingreso temporal de mayores en residencias aumenta en verano
HA

La actividad en las residencias de la tercera edad no desciende en estos meses de verano. Más bien, todo lo contrario. A aquellas familias que deciden ingresar a sus mayores en estos centros para poder disfrutar de sus vacaciones, se unen aquellos que se quedan sin cuidador por idéntico motivo.

Se espera que este año sean más de 800 los cuidadores a domicilio de personas dependientes que se acojan al Programa Respiro, que les permite disfrutar de unos días libres –normalmente una o dos semanas-. Los ancianos, en estos casos, reciben la ayuda de un asistente sustituto o son derivados a residencias.

Los mayores de 64 años son los que más solicitan este servicio, y son las tareas personales, como aseo, vestir, etc. las ayudas más demandadas.

Afortunadamente, y como indica Javier Rodríguez, del área de Servicios Sociales de Zaragoza, «las familias son muy previsoras y planifican estas cosas bien y con tiempo». A su juicio, «cada vez es más difícil encontrar casos de abandono». Y eso es así, entre otros aspectos, debido al endurecimiento de las penas y a la multiplicación de servicios asistenciales de las diferentes administraciones y organizaciones de voluntarios.

Desde Cruz Roja, por ejemplo, atienden a domicilio a más de cien personas con la ayuda de 80 voluntarios. Una de las actividades de este proyecto es el Huerto Ecológico. Se trata de una parcela de 200 metros cuadrados en la Fuente de la Junquera, donde participan nueve usuarios que acuden dos veces a la semana. Ahora están recogiendo tomates, pimientos verdes, calabacín, pepinos, rabanetas, lechugas y acelgas. En fase de maduración tienen también sandías y melones.

El proyecto cuenta además con otros 180 usuarios que acuden a actividades educativas y formativas, como excursiones, visitas culturales, talleres,… aunque esta programación se ve algo reducida en agosto. En 2010, Cruz Roja atendió a 2.323 usuarios en sus programas para mayores, un 7% más que el año precedente.

Y al igual que esta institución, otros colectivos aragoneses cuentan con un cuerpo de voluntarios imprescindible para lleva a cabo su labor de apoyo a los ancianos. Es el caso de la Asociación de Voluntariado en Geriatría, que lleva trabajando en la comunidad desde 1980. «Principalmente realizamos servicios de acompañamiento: les recogemos, vamos con él a realizar algún recado y volvemos a su casa», explican desde su oficina de atención.

Caritas Zaragoza abre más centros en verano

Un buen termómetro para analizar la situación delicada que pasan algunos colectivos por estas fechas se encuentra en la actividad que realizan desde Cáritas Diocesana de Zaragoza. Más allá de la atención a mayores que realizan en centros como la residencia asistida Santan Teresa, su labor se centra en las personas con menos recurso.

Según explican desde este organismo, «cada vez viene a nosotros más gente y en peores condiciones». De hecho, desde que comenzó a notarse la crisis económica en la comunidad aragonesa, se han visto obligados a abrir dos nuevos centros de atención en Zaragoza.

Si tradicionalmente solo quedaba en marcha el de su sede central, en la zona centro, ahora se ofrecen asistencia en dos ‘oficinas’ más, las de Delicias –en la parroquia de la Presentación de la Virgen- y la de Torrero –San Francisco de Asís-.

Etiquetas