Despliega el menú
Aragón

SALUD

El incremento de genéricos pone en peligro la viabilidad de algunas farmacias rurales

Las medidas para bajar el gasto asfixian a oficinas pequeñas. El sector elabora un informe con medidas para conseguir su rentabilidad.

Las medidas emprendidas para contener el elevado gasto farmacéutico de los últimos años -impulso de los genéricos y bajada de precios- están dando sus frutos, aunque también encuentran sus pequeñas reticencias. Las farmacias han experimentado una importante reducción en sus ingresos que está afectando especialmente a los establecimientos más pequeños y del medio rural (sobre todo, en la provincia de Teruel). Si la situación no mejora, algunas incluso podrían tener que cerrar sus puertas.

A la vista de las dificultades financieras que está atravesando parte del sector farmacéutico en toda España por esta merma en los ingresos, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha elaborado un informe analizando e identificando las farmacias en situación de Viabilidad Económica Comprometida (VEC). En toda España se han detectado 3.179 en esta situación. «Reducir el gasto farmacéutico está teniendo sus repercusiones. Este ahorro lo estamos soportando directa e individualmente las oficinas de farmacia», explicó el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, Juan Carlos Gimeno.

Todas las farmacias han experimentado un descenso en la facturación muy notable, pero tal y como reconoce el presidente de los farmacéuticos y el propio informe del Consejo General son las farmacias VEC rurales las que preocupan «particularmente». «Su economía depende en exclusiva del sistema público, al disponer de una mínima y prácticamente inexistente facturación privada, a diferencia de lo que sucede con las farmacias VEC urbanas», recoge el estudio.

Según los cálculos de algunos establecimientos, solo en parafarmacia (los productos fuera del sistema público) las ventas habrían podido descender entre un 15% y un 20%. A esto hay que sumar el resto de medidas emprendidas en los últimos meses para racionalizar el gasto en fármacos. Entre ellas, la reducción del precio medio de los genéricos y una regulación más precisa de los descuentos que realizan los distribuidores a las farmacias. Además, el departamento de Salud del Gobierno de Aragón aplicó su particular plan de contención, con el que ha impulsado la venta de fármacos por principio activo (de esta manera, se garantiza que en las farmacias den el medicamento más barato -normalmente el genérico-).

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos plantea como acciones a medio y largo plazo al Ministerio de Sanidad y a las diferentes consejerías autonómicas ir corrigiendo los desequilibrios detectados en la actualidad. «De tal manera que se vaya adecuando la situación de las farmacias a la población a la que prestan pata evitar su baja rentabilidad». Asimismo, aconseja por ejemplo la evolución de farmacias VEC rurales a botiquines o centros de asistencia farmacéutica o farmacias auxiliares, así como ajustar sus horarios de atención. «No se trata de que permanezcan abiertas en el mismo horario que las urbanas», apunta.

Etiquetas