Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS-ARAGÓN

El grupo de trabajo para la reapertura del Canfranc se reúne en Burdeos

La mejora de la vía entre Caldearenas y la entrada a Jaca arranca con el acopio de carriles y traviesas a lo largo del trazado.

Cuatro meses después de la puesta de largo oficial en Madrid del grupo de trabajo encargado de estudiar las posibilidades para reabrir la línea del Canfranc, la localidad francesa de Burdeos es escenario hoy de su segunda reunnión. En el encuentro, al que ha dado mayor publicidad el Consejo Regional de Aquitania, se tienen que actualizar los planes que maneja cada una de las administraciones sobre el itinerario.

Gran parte del interés, según señalaron fuentes de Fomento, reside en conocer las intenciones concretas de los Gobiernos francés y aquitano una vez concluidas las labores de desbroce de los 25 kilómetros de recorrido entre Bedous y Oloron. Estas labores comenzaron el 28 de febrero y se dieron por finalizadas el 18 de abril. La intención de Aquitania, según anunció entonces, pasa por licitar a lo largo de 2009 una renovación de las vías que está dispuesto a financiar en solitario.

Por otra parte, desde el Gobierno aragonés se señaló que la reunión servirá también como preparación de la cumbre hispano-francesa que está previsto tenga lugar en Zaragoza a finales de junio. La jornada en Burdeos contará con la presencia del presidente de Aquitania, Alain Rousset. Por parte de Fomento acude el jefe de gabinete del secretario de Estado de Planificación, Juan Ángel Mairal y por parte de Aragón el director general de Transportes, Simón Casas, además de la presidenta de la Fundación Transpirenaica, Natalia Blázquez.

Obras a las puertas de Jaca

El acopio de material marca estos días el inicio por parte de la empresa Tecsa de las obras de renovación de los 37 kilómetros de trazado ferroviaria del tramo Caldearenas-Jaca. Las labores, tal como estaba previsto en el proyecto, se quedan a las puertas de la estación de la capital de la Jacetania, exactamente a 700 metros. Ahora queda por ver la actuación que finalmente se diseña para el recorrido entre las instalaciones jaquesas y Canfranc.

La inversión entre Caldearenas y Jaca es de 11,5 millones de euros y las obras durarán 15 meses. En principio, está previsto que a partir de julio las tareas comiencen en las vías. La idea es que en la medida de lo posible se desarrollen en horario nocturno, para así no obstaculizar demasiado la normal circulación

Las obras quedan lejos de la reclamación de la Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco). Considera que solo se va a renovar la vía, sin cambiar el trazado, y ello impedirá incrementar la velocidad en este trayecto, que es de 70 kilómetros por hora (de 60 entre Navasa y Jaca).

Los carriles UIC-60, de 60 kilogramos por metro y de casi 300 metros de longitud, empezaron a descargarse en la estación de Jaca y distrubuirse por el itinerario a principios de mes. Las operaciones se realizan ahora desde Sabiñánigo. Estos días llegan trenes llenos de traviesas polivalentes, adaptables al ancho internacional, aunque se mantiene el ibérico. Luego le llegará el turno al balasto (capa de piedra que sustenta la vía).

La estación sabiñaniguense se modernizará. Además de reformarse el andén y construirse un paso inferior, se instalará el cambio automático de vía, lo que permitirá ganar 15 o 20 minutos de tiempo en los cruces de trenes en comparación con el sistema manual. Para algunos esta medida debería adoptarse de forma urgente ya en Jaca.

Etiquetas