Despliega el menú
Aragón

PLAN DE MEJORA DE CALIDAD DEL AIRE

El Gobierno proyecta peajes urbanos y pegatinas en los coches más contaminantes

El Ejecutivo central prevé aprobar ?aunque sin presupuesto- un nuevo plan contra la contaminación que incluye la creación de carriles Bus-VAO, limitar el acceso rodado al centro de las ciudades o modificar el impuesto de circulación.

El Gobierno central prevé sacar adelante la próxima semana el nuevo Plan Nacional de Mejora de la Calidad del Aire, que nace tras los episodios de contaminación elevada que sufrieron algunas de las grandes urbes del país a comienzos de año.

Una propuesta que trata de paliar los déficits medio ambientales que, según los estudios del Ministerio del ramo, son especialmente preocupantes en lo que se refiere a material particulado, dióxido de nitrógeno y ozono. Y se apunta como principales culpables al tráfico rodado, la combustión en el sector de la producción y la transformación de energía.

Sin embargo, el nuevo plan llega sin presupuesto específico, supeditado a las “disponibilidades de crédito que anualmente se fijen en los Presupuestos Generales del Estado”, por lo que su aplicación quedará en manos de comunidades y ayuntamientos.

Entre las medidas previstas, destacan aquellas que afectan a la conducción de vehículos. Se apunta a la creación de Zonas Urbanas de Atmósfera Protegida (ZUAP), de carriles bus-VAO (para vehículos de alta ocupación) o incluso, la puesta en marcha de peajes urbanos.

A su vez, se deja la puerta abierta a una posible modificación del impuesto de circulación y a la revisión del impuesto especial sobre carburantes. Aunque una de las actuaciones más llamativas sería la del etiquetado visible de los automóviles en función de su carga contaminante: del color verde para los más ecológicos, al rojo para los menos respetuosos con el medio ambiente.

Acceso limitado de vehículos a las ZUAP

Las nuevas Zonas Urbanas de Atmósfera Protegida (ZUAP) que proyecta el Gobierno en su nuevo plan pretenden limitar el acceso al centro de las ciudades de los vehículos más contaminantes, para lo cual cobra total importancia el etiquetado de los mismos.

“En la primera fase, se recomienda impedir el acceso a las ZUAP si el vehículo está etiquetado con el adhesivo rojo. En la fase 2, y sucesivas, se limitaría el acceso a los vehículos con adhesivos naranja o amarillo según el interés de la ZUAP”, señala el borrador.

Además, se prevé la construcción de aparcamientos disuasorios gratuitos periféricos asociados al transporte público inter-urbano, “obligatorios en todas las estaciones de ferrocarril de cercanías”.

Tampoco se escapa a la nueva normativa el transporte público (tanto autobuses como taxis), que deberá renovarse con vehículos menos contaminantes.

Etiquetas