Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TEMPORADA DE ESQUÍ

El frente frío deja más nieve en el Pirineo y la cota bajará a los 800 metros

Las siete estaciones de esquí aragonesas dan ya por segura la apertura el día 27 con espesores de hasta casi un metro.

La estación de esquí de Candanchú acumula ya una buena cantidad de nieve
Mañana volverá a nevar en el Pirineo
CANDANCHÚ

La temporada de esquí se inició oficialmente ayer con la apertura de dos estaciones catalanas, La Molina y Masella, a las que el próximo fin de semana se sumarán las del Pirineo aragonés y la sierra turolense. La entrada de un frente frío que se mantendrá en los próximos días garantiza que los aficionados podrán calzarse los esquís de aquí a 6 días.

La nieve cayó con cierta intensidad en las comarcas de Ribagorza y Sobrarbe, dificultando la circulación en hasta cuatro carreteras durante la mañana, en Castejón de Sos, Cerler, Parzán y Plan, aunque solo hubo que usar cadenas ocasionalmente en algún tramo. Precisamente ayer, el Gobierno de Aragón informó de que esta campaña invernal destinará 45 camiones quitanieves a la limpieza de la red autonómica. Un año más estará en funcionamiento la web de Gestión de Flotas por GPS de manera que en todo momento se podrá verificar la situación de las quitanieves, para evaluar el seguimiento y poder optimizar los recursos.

El tiempo fue desapacible, con cielos muy nubosos y nevadas generalizadas desde la madrugada a partir de 1.300 metros, aunque a lo largo de la mañana fueron remitiendo. Las temperaturas mínimas ascendieron de forma moderada, con 3 grados en Canfranc o 1 en Bielsa.

Según el Instituto Nacional de Meteorología, la aproximación de un centro de bajas presiones por el Cantábrico, que ha dado lugar a un tiempo inestable, se mantendrá con el paso de sucesivos frentes. Está previsto que las nevadas se mantengan y que la cota baje incluso hasta los 800 metros el martes. Para hoy se sitúa entre 1.000 y 1.200 metros, con tiempo también desapacible. El lunes continuará la inestabilidad y nevará a partir de los 900, bajando todavía más al día siguiente.

Este pronóstico permite asegurar ya que las siete estaciones aragonesas (Astún, Candanchú, Cerler, Formigal, Panticosa, Valdelinares y Javalambre) podrán abrir el próximo sábado, gracias en buena parte a la producción de nieve por las bajas temperaturas de los últimos días. Como ocurre con las catalanas que ya han inaugurado la temporada, la apertura será parcial. A lo largo de la próxima semana emitirán los partes oficiales para concretar las condiciones de cada una.

La temporada más larga

En Cerler cayeron ayer entre 20 y 30 centímetros de nieve y se acumulan casi 80 en la cota 2.500. A pocos días de estrenar las pistas, las expectativas son mejores que hace una semana de cara a abrir un mayor número de remontes. También las estaciones turolenses de Javalambre y Valdelinares cuentan con recibir a los primeros visitantes el día 27, ya que esta semana han podido funcionar los cañones de innivación.

Los centros invernales, que afrontan una temporada muy larga al celebrarse la Semana Santa a finales de abril, esperan superar el millón y medio de esquiadores de la campaña 2009-2010 y acercarse a la cifra récord de la anterior, 1,8 millones.

Etiquetas