Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

El exceso de solicitudes obliga a abrir seis aulas nuevas y a mantener las ratios altas

Las medidas no lograrán que todos entren en el centro deseado y se prevé que haya clases con hasta 27 niños.

Una treintena de padres acudieron ayer al sorteo del Marie Curie de Zaragoza.
El exceso de solicitudes obliga a abrir seis aulas nuevas y a mantener las ratios altas
A. NAVARRO

La comisión de garantías aprobó ayer abrir seis nuevas aulas y mantener ratios elevadas para intentar ajustarse a la demanda de las familias y responder al exceso de solicitudes de algunos barrios. Cinco de las unidades -propuestas por el Departamento de Educación- se crearán en escuelas públicas de Zaragoza, mientras que la sexta se habilitará en Utebo. En la ciudad de Huesca, cinco colegios han tenido peticiones sobrantes y en Teruel también ha habido desajuste en alguno. En ambas capitales, se compensarán con las vacantes que tienen los centros vecinos.

Las nuevas clases de Zaragoza aliviarán la presión de los barrios de expansión de Miralbueno, Santa Isabel, Rosales y Parque Goya (se abre un aula por barrio) y aunque persiguen que los niños no tengan que salir de su distrito para estudiar, no garantizarán que vayan al centro deseado.

El ejemplo claro de saturación es Miralbueno. Allí los dos colegios existentes han tenido exceso de demanda: en el Miralbueno se han quedado fuera 83 niños de primero de infantil y en el Julián Nieto Tapia, 10. En total, 93 pequeños sin puesto. En la zona está proyectada una nueva escuela para el próximo curso (Miralbueno II) que tiene vacantes para 64 de esos menores. Pero seguirían quedando 29 sin sitio en el barrio.

Ante esto, la comisión de garantías ha decidido abrir un aula extra en el Julián Nieto Tapia en la que cabrán 24 pequeños (es la ratio fijada en la zona). No obstante, ni siquiera esta medida extraordinaria impedirá que continúe habiendo 5 niños sin puesto.

¿Dónde se les mandará? Habrá que tener en cuenta las preferencias que los padres hayan incluido en su solicitud, pero si todos ellos quieren que sus hijos se queden en Miralbueno -que es lo previsible- habrá que meterlos en una de las clases «con calzador». «Podría suceder que acabara habiendo aulas con 27 niños. Educativamente es una barbaridad, pero es la única solución para no mandarlos fuera del barrio, a un colegio lejos de casa», explican fuentes de la comisión de garantías que achacan estos problemas a la falta de planificación de la DGA.

Ratios legales

La Ley Orgánica de Educación (LOE) fija en 25 la ratio máxima que pueden tener los colegios españoles, pero permite que en casos excepcionales esa cantidad pueda subir un 15%. Por tanto, tener 27 niños por clase es legal, aunque desaconsejable desde el punto de vista educativo. Para intentar que no se alcanzaran esos extremos, en Aragón se acordó que la ratio autonómica no debería superar los 22. En Zaragoza, esta cifra se cumple solo en una de las 7 zonas educativas (la que engloba Las Fuentes y Torrero-La Paz).

Sin dejar los barrios de expansión, el Ronda Norte de Parque Goya y El Espartidero de Santa Isabel serán otros dos de los colegios en los que se habilitará una unidad extra. En el primer caso, la escuela pasará a tener cinco clases de primero de infantil (hasta ahora contaba con cuatro) y se conseguirá dar plaza a todos los solicitantes. Desde la comisión cuestionan que quizá hubiera sido más equilibrado abrir esa aula en el Agustina de Aragón: de este modo, los dos colegios se hubieran quedado con cuatro vías cada uno y no como ahora, que el Agustina tiene 3 y el Ronda Norte 5.

En El Espartidero seguirán faltando plazas y habrá que buscar vacantes a los pequeños en escuelas próximas (Guillermo Fatás o Juan Pablo Bonet, por ejemplo). "Esto sirve como medida a corto plazo, pero la zona necesita otro colegio", indican en la comisión.

A las cuatro aulas abiertas en Miralbueno, Parque Goya, Santa Isabel y Rosales se le suma una quinta en La Romareda. Se le ha adjudicado al Doctor Azúa. Con una ratio de 22, en ese colegio se quedaban 15 fuera. Finalmente, se ha puesto un límite de 24 y aprobado una clase más para que entren todos y para que queden vacantes de sobra. Estas servirán para escolarizar a aquellos que no entren en los centros vecinos (Jesuitas, Romareda?) y para atender las solicitudes que lleguen fuera de plazo.

Dejando la capital aragonesa, Utebo es la única localidad en la que se creará una unidad. Será en el Octavus. Allí quedarán 24 alumnos sin puesto que tendrán que repartirse entre Parque Europa y Miguel Artazos.

De vuelta a Zaragoza, la zona escolar 2 (Arrabal, Barrio Jesús y La Jota) se queda sin medidas extra pese a contar con dos de los colegios más demandados: el Marie Curie y el Hilarión Gimeno. En ellos, y tras fijar la ratio en 24, se han quedado fuera 59 y 36 pequeños de primero de infantil, respectivamente. Habrá que estudiar las preferencias de las familias, pero la comisión confía en que habrá vacantes suficientes en los cercanos La Estrella, La Jota, Tenerías, Don Bosco y Vadorrey. En este último, por ejemplo, hay 42 puestos libres.

Etiquetas