Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ZARAGOZA

El estudio del metro este-oeste plantea la línea por el campus y con un coste de 586 millones

Los técnicos han presentado ocho trazados, que enlazan las estación de Delicias con el apeadero de Miraflores. La alternativa mejor valorada tiene 6,8 kilómetros de longitud y es la más cara de todas las analizadas

El estudio de viabilidad de la línea este-oeste de metro, que conectará las estaciones de Delicias y Miraflores, ha concluido que la infraestructura debe dar servicio al entorno del campus y el hospital Miguel Servet y no discurrir en paralelo a la línea de cercanías como se había previsto. No obstante, la propuesta preferida por los técnicos es la más larga, con 6,8 kilómetros de longitud, y por lo tanto, la más cara. El presupuesto estimado ronda los 586,5 millones de euros.

Esta es la principal conclusión del informe, al que ha tenido acceso este diario y que en total presenta ocho trazados, siete subterráneos y uno de ellos tranviario, es decir, en superficie. De todos ellos, los técnicos se decantan por dos, uno que transita por el entorno del campus y otro que da servicio al Casco Histórico.

En sus propuestas, separan el itinerario del metro del eje de cercanías, que también enlaza la intermodal y Miraflores a través del apeadero del Portillo. Los técnicos creen que con la transformación de las vías de los túneles de Goya en ancho internacional se podrá mejorar la frecuencia de los cercanías, por lo que no será necesario un suburbano en paralelo. No en vano, con menores tiempos de espera y una vez construido el futuro apeadero de la avenida de Goya, los cercanías funcionarán realmente como un metro.

Sin plazos

De momento, la primera línea de metro no tiene plazos. No en vano, aún no se ha redactado el estudio de la red de metro que pactó el PP y el PSOE en el marco del acuerdo que permitió desbloquear los presupuestos municipales de este año. Ambos trabajos técnicos deberán ser complementarios. Además, todavía está pendiente toda la campaña de catas geológicas. No obstante, fuentes consultadas no descartan que antes de que concluya la legislatura en 2011 se pueda encargar y redactar el proyecto técnico.

La opción mejor valorada partiría de la estación de Delicias y se dirigiría hacia la calle de La Rioja y Vía Universitas. Continuaría por Violante de Hungría y giraría hacia el centro de la ciudad en Fernando el Católico. Pasaría por Gran Vía, por el paseo de la Constitución y por la avenida de Cesáreo Alierta hasta llegar al entorno del pabellón Príncipe Felipe y del futuro campo de fútbol de San José. A este itinerario, los técnicos le han sumado una variante que desvía el metro a la altura de Goya para que circule bajo el Camino de las Torres hacia el puente de Las Fuentes, pero esta solución no acaba de convencer a los responsables municipales.

Este trazado da un mayor servicio a barrios densamente poblados, como Delicias o Universidad, así como a equipamientos tan importantes como el Auditorio, el Hospital Miguel Servet y el campus. Al coincidir en parte de su recorrido con el tranvía, permite una buena intermodalidad y es el que más demanda puede generar. En su contra está el hecho de ser la solución más larga y cara, así como la que mayores problemas constructivos puede presentar al verse obligado a pasar bajo la canalización del Huerva.

De las ocho opciones planteadas, los técnicos han destacado otra que pasa por el Casco Histórico de la capital, aunque en este caso su valoración es menor que la que transita por la zona de Universidad. Como todas las alternativas, el metro saldría de la estación intermodal. Pasaría por la avenida de Navarra, la rotonda de la Ciudadanía y la avenida de Madrid.

El suburbano continuaría por la calle de Conde de Aranda y el Coso y la plaza de España. Desde allí se dirigiría hacia la plaza de San Miguel y el paseo de la Mina hasta llegar a Miguel Servet y a la estación de Miraflores.

Esta alternativa da servicio a la zona más céntrica de Zaragoza, donde están concentradas buena parte de las oficinas y servicios de la ciudad. Asimismo, es el recorrido más ligado al Casco Histórico y a los puntos de atracción turística más importantes de la capital aragonesa. Además, al ser la solución más corta, es la más económica. Construir sus 5,5 kilómetros de trazado costaría 413,5 millones de euros, 173 millones menos que la propuesta que ha recibido la mejor puntuación. También permitiría la intermodalidad con el eje norte-sur de tranvía y con los autobuses urbanos. No obstante, esta alternativa no da servicio directo a barrios tan populosos como Delicias y Universidad y, por lo tanto, su demanda de viajes es menor. Además atraviesa una zona donde la posible aparición de restos arqueológicos puede complicar las obras.

Los trazados peor valorados

El resto de los recorridos planteados han sido peor valorados por los técnicos, que no han renunciado a presentar una solución en superficie, con tranvía, a través de la calles de Conde Aranda y el Coso. Pero esta propuesta, que coincide con la segunda línea de tranvía prevista por el Plan Intermodal de Transporte, parece descartada por ahora.

Las soluciones restantes optan, con variantes, por enlazar los distritos de Delicias y Universidad. Una de ellas lleva el suburbano por el paseo de Calanda, Franco y López, Corona de Aragón, San Juan de la Cruz y se dirige hacia Tenor Fleta y Miraflores. Otra plantea un itinerario similar, pero desde la calle de La Rioja, bien a través de Violante de Hungría, bien por Domingo Miral.

El estudio también dibuja un recorrido desde Miguel Servet hasta la plaza de España para después dirigirse hacia las Delicias por César Augusto, Hernán Cortés y la avenida de Valencia. Para llegar a la intermodal propone dos variantes, una por Franco y López y otra por Vía Univérsitas. Las últimas dos alternativas también conectan Delicias y Universidad a través de Corona de Aragón y llevan el metro hacia el Camino de las Torres para girar hacia Miguel Servet.

Etiquetas