Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PLAN DE AJUSTE ECONÓMICO

El Ejecutivo reconoce que el retraso de las obras en marcha será "de 6 meses a 1 año"

En Aragón están en plena ejecución el recrecimiento de Yesa, Mularroya y la electrificación de la vía a Teruel.De la Vega explica que ahora están "evaluando y modificando el mapa de inversiones".

La vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, tras el Consejo de Ministros de ayer.
El Ejecutivo reconoce que el retraso de las obras en marcha será "de 6 meses a 1 año"
EFE

Ni las obras actualmente en marcha se van a librar. La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega confirmó ayer lo que muchos políticos y funcionarios insinuaban desde que José Luis Rodríguez Zapatero anunció el duro recorte: la mayoría de las obras en marcha se retrasarán "entre seis meses y un año", afirmó la dirigente socialista. Eso sí, al menos De la Vega aseguró que "el compromiso en la finalización de las obras no se verá comprometido". Esto en cuanto a las que están ya en marcha, porque todo indica que algunas ya comprometidas pero que no han pasado de la fase de estudios se caerán del plan de infraestructuras gubernamental.

De la Vega apeló a los principios de cohesión territorial y de necesidad de la población para determinar el nuevo orden de prioridades que imponga el Ministerio de Fomento. Además de estos planteamientos, que invitan a decisiones discrecionales al ser interpretativos, destacó que también se tendrá en cuenta "el momento de la obra".

Si no cambia el calendario fijado, y a expensas de la aparición televisiva del ministro de Fomento hoy, todas estas decisiones se se harán públicas la próxima semana, durante dos reuniones que protagonizará el ministro en Madrid. En la primera, que se celebrará el martes, Blanco explicará en una reunión a los consejeros de Fomento sus planes respecto al plan extraordinario de infraestructuras. Un día más tarde, comparecerá en el Congreso, donde se espera que desvele ya la nueva programación con más detalle.

Preocupación en la CREA

Esta situación está generando preocupación en muchos sectores. Si los partidos políticos aragoneses ya plantearon sus reparos, también lo han hecho los agentes sociales. En este sentido, la Confederación de Empresarios de Aragón mostró ayer su "preocupación por la falta de concreción territorial del recorte de inversiones públicas". El comité ejecutivo de la CREA explicó que "entiende la necesaria austeridad", pero exigió al Gobierno que dé a conocer ya sus planes con cada territorio y y recordó que en comunidades como Aragón, "extensos y despoblados", son "especialmente vitales". De momento, De la Vega no planteó que estos condicionantes, determinantes para Aragón, vayan a pesar en la decisión que tome el Gobierno.

En este momento, hay varias actuaciones en las que está trabajando el Gobierno central que están en fase de obras y que son claves. En esta situación están por ejemplo el recrecimiento de Yesa, las autovía Huesca-Lérida y Jaca-Pamplona, el embalse de Mularroya, el eje pirenaico, la travesía de Alcañiz y las obras entre Rafales y el límite con Castellón. En la mayoría podría producirse el retraso al que aludía la vicepresidenta, si no es mayor.

Además, hay que tener en cuenta otras actuaciones, como la electrificación en la línea de tren entre Zaragoza y Teruel o la línea ferroviaria a Canfranc, que también podrían tener complicaciones.

Etiquetas