Despliega el menú
Aragón

INFRAESTRUCTURAS

El desdoblamiento de la N-232 hasta Alcañiz no estará acabado antes de 2014

El estudio informativo del tramo Fuentes-Valdealgorfa de la futura A-68 sale a información pública con un año de retraso. La autovía saldrá al mar por Castellón y no por Tarragona

El Ministerio de Fomento ha concluido con un año de retraso el estudio informativo para definir el trazado del desdoblamiento de la N-232 entre Zaragoza y Alcañiz. El tramo Fuentes- Valdealgorfa de la A-68, que no estará acabado antes de 2014, salió ayer a información pública coincidiendo con otra importante noticia: que este eje de gran capacidad saldrá al Mediterráneo por la provincia de Castellón, tal y como pedían el Gobierno de Aragón y el valenciano, y no por Tarragona.

 

Este anuncio lo hizo el ministro José Blanco tras recibir en Madrid al presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps. Aunque siempre se había dado por hecho que la A-68 saldría al mar por Vinaroz, siguiendo el trazado actual de la N-232, en los últimos meses Cataluña habían intentado que, a partir de Valdealgorfa, la autovía se desviase por la N-420 pasando por Gandesa, Tortosa y Amposta.

 

El Fuentes-Valdealgorfa es el primero de los tramos pendientes para desdoblar la N-232 desde Zaragoza hasta el Mediterráneo. Una vez concluida, la futura A-68 será una vía de alta capacidad que conectará el Levante con la cornisa Cantábrica pasando por la capital aragonesa.

 

459 millones de presupuesto.

 

Aunque ayer Fomento presumió de su "esfuerzo" por incrementar la seguridad y la comodidad de este corredor, lo cierto es que el Ministerio debería haber terminado el estudio informativo de este tramo a mediados del año pasado. Tal y como se recoge en la documentación que acaba de salir a información pública, se calcula que las obras entre Fuentes y Valdealgorfa se terminarán, como pronto, en 2014.

 

El trazado seleccionado tiene un presupuesto base de licitación de 459 millones de euros y una longitud de 88,2 kilómetros -dos menos que la carretera actual-. Dispondrá de 11 enlaces con otras vías y requerirá la construcción de 66 estructuras: 31 pasos superiores, 24 pasos inferiores y 11 puentes sobre ríos o barrancos.

 

Además, el estudio informativo no considera necesario crear áreas de servicio en este tramo de la autovía, ya que entre el kilómetro 119 y el 208 de la N-232 hay diez gasolineras -sin contar con las cuatro del casco urbano de Alcañiz- y otros muchos restaurantes.

Trazado elegido e impactos

Aunque una de las directrices dadas para la definición del trazado de la futura A-68 fue intentar aprovechar todo lo posible la calzada de la carretera nacional, el estudio informativo ha puesto de manifiesto que las necesidades técnicas de la autovía solo permiten aprovechar 21 kilómetros del trayecto actual, lo que ha llevado a descartar esta opción.

 

Desde su inicio en la intersección de las carreteras N-232 y N-420, el trazado seleccionado finalmente discurre al norte de la N-232 hasta el casco urbano de Alcañiz y la Ciudad del Motor. A continuación, discurre por el sur de la carretera nacional hasta Híjar, cuya variante, al igual que la de Azaila, se traza por el norte de los núcleos urbanos.

 

El trayecto discurre luego próximo a la calzada actual hasta Quinto, cuya variante se resuelve por el sur finalizando el trazado en el cruce de la línea de alta velocidad sobre la N-232, punto donde terminará la variante de Fuentes de Ebro -que está en obras junto con la de El Burgo-.

El estudio informativo considera que los impactos de este recorrido sobre la orografía, las aguas superficiales y subterráneas, la geología y la vegetación son "compatibles" con el desdoblamientos. En el caso de la fauna, el paisaje y los espacios de interés ambiental, las afecciones serán "moderadas", mientras que en lo que atañe al patrimonio cultural los impactos se califican como "severos".

Los pasos que faltan

Una vez finalizado el plazo de 30 días hábiles para presentar alegaciones al estudio informativo y al de impacto ambiental -que también se incluye en la información pública iniciada ayer-, Fomento deberá responder todas las sugerencias recibidas incorporando aquellos aspectos que considere convenientes. Después remitirá el expediente completo al Ministerio de Medio Ambiente para que formule la correspondiente declaración de impacto ambiental. Si esa declaración es positiva, Fomento podrá encargar la redacción de los proyectos definitivos y licitar las obras, algo que no se espera que suceda hasta el año 2011.

Etiquetas